Sony lanza una edición limitada del Walkman NW-A105 con temática de Kingdom Hearts

Su venta será exclusiva para el mercado japonés

La saga de juegos de rol, Kingdom Hearts está de fiesta, pues este 2022 celebra su vigésimo aniversario, por lo que es evidente que a lo largo de este año veremos el lanzamiento de varios productos temáticos de la serie. Una de estas marcas es Sony, quien se une a la celebración con la presentación de dos dispositivos basados en el popular videojuego.

La casa japonesa anunció dos ediciones limitadas de sus audífonos inalámbricos WF-1000XM4 y de su reproductor de alta fidelidad NW-A105, ambos de la marca Walkman con temática de Kingdom Hearts, los cuales lucen increíblemente bien, solo para fans de este magno universo gamer.

Los Sony WF-1000XM4 presentan elementos de diseño del juego, así como un logotipo del vigésimo aniversario de la franquicia. El estuche de carga tiene acabados similares a los de un tablero de ajedrez, mientras que los auriculares gozan del mismo diseño. Es importante destacar que los cambios son meramente estéticos, por lo que a nivel de funciones y hardware no hay novedades, esto significa que nos encontramos con cancelación de ruido, soporte de códec LDAC, DSEE Extreme y funciones para activar comandos de voz.

Por otro lado está el reproductor de música de alta fidelidad, el Sony Walkman NW-A105, que también presenta un diseño similar al de los audífonos. En este caso la interfaz del dispositivo muestra una temática completa de Kingdom Hearts.

Sony ha confirmado que los usuarios que adquieran cualquiera de los dos dispositivos tendrán acceso a la canción de alta calidad de Kingdom Hearts “Hikari”. En cuanto a los precios, se ha confirmado que los auriculares TWS WF-1000XM4 se venderán en el mercado japonés a un precio de 34,000 yenes, alrededor de 266 dólares, mientras que los Walkman NW-A105 con 16 GB de almacenamiento interno tendrán un precio de 36,000 yenes, unos 285 dólares. La venta de estos dispositivos será exclusiva de Japón, y no hay planes de venderlos en otros países, por desgracia.