Samsung Gear S a fondo #IFA2014

A pesar de que fue anunciado por la misma Samsung hace unos días, El Samsung Gear S ha hecho su presentación en sociedad en el marco del IFA 2014. Donde ya se han revelado todos sus detalles e incluso ha podido ser probado. Se trata del sexto reloj inteligente de los coreanos en un periodo de 12 meses, con lo cual podemos notar que Samsung no tiene miedo de experimentar, mejorar y escuchar la retroalimentación de sus usuarios para ofrecer un mejor producto, eso o no tienen mucha idea de lo que hacen y están midiendo las aguas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Gear S: la experiencia de redactar correos en una pantalla de 2″

Fue hace exactamente un año, durante el IFA del año anterior que se anunció el Galaxy Gear original, pasando después al Gear 2, el Gear Fit, Gear 2 Neo y rematando con el Gear Live con Android Wear para finalmente llegar a el nuevo Gear S, su smartwatch que no necesita de un Smartphone gracias a su ranura para nano-SIM, pudiendo realizar llamadas, accesar a internet, así como recibir y contestar correos usando su diminuto teclado en pantalla. ¡Justo lo que todos necesitábamos! ¿O no?

El Gear S también es el reloj más grande de Samsung a la fecha, con su pantalla AMOLED curva que llega a las dos pulgadas de diagonal lo cual puede ser un tanto incómodo y verse gracioso si tienes muñecas delgadas como se puede ver en las fotografías aunque por más grandes que se tengan, el reloj sigue siendo bastante imponente. No es que el estilo sea una de sus características claves (como en la gran mayoría de los productos de Samsung, vamos), pero se entiende que necesitemos de más tamaño para las vitales tareas de hacer llamadas y responder correos desde nuestra muñeca.

A pesar de todo su diseño luce evidentemente más pulido comparado con sus predecesores. Ciertamente no es un Pebble Steel, o un Moto 360, que aunque si posee detalles en metal, el plástico, omnipresente en todo lo gestado por los coreanos, es lo que más reluce, lo cual no es necesariamente malo, sin duda, para gustos colores. El reloj resulta cómodo gracias el diseño curvo. Nos encontramos ante un producto enfocado a la funcionalidad más que a ser un accesorio de moda. Como ventaja las correas son intercambiables fácilmente lo cual se agradece mucho.

gears5

Los sensores del Gear S

Samsung regresa a Tizen para potenciar el Gear S, y aunque hemos visto que apoyan Android Wear, la compañía coreana no quita el dedo del renglón y deja en claro que su prioridad es impulsar su propio sistema. Lo anterior se traduce en que el modo de uso y características son parecidas a las de los relojes anteriores que montan este sistema operativo. Por ejemplo, para ir hacia atrás solo hace falta deslizar hacia abajo, mientras que deslizando hacia arriba abre el menú de aplicaciones así como el de configuraciones. Tizen permite hasta cinco widgets en la pantalla de inicio y en adición a las notificaciones se incluyen atajos a las citas de la agenda y encabezados de noticias, todo lo antior sujeto a modificaciones por el usuario. En cuanto a las carátulas o watchfaces, se incluyen bastantes precargadas, incluyendo algunas vistas en modelos pasados así como otras totalmente nuevas.

Volvemos a recalcar de nuevo que el realizar llamadas y contestar correos son básicamente las características que Samsung ha querido destacar en el Gear S, y por tanto son acciones que se encuentran fácilmente accesibles en el reloj. Solo hace falta deslizar hacia la izquierda desde la pantalla principal para acceder a la lista de tus mensajes, correos y estadísticas de actividad física desde la aplicación S Health. Una vez en la pantalla de correos podemos leer el texto completo del mensaje, así como el resto de la conversación entre el contacto específico y el remitente. Desde esta misma pantalla podemos responder los correos utilizando el mini teclado en pantalla el cual cuenta con gestos estilo Swype para hacerlo… ya saben, un poco menos imposible.

Los modelos que estuvieron disponibles para pruebas no fueron las versiones definitivas y a pesar de todo a la hora de la verdad la precisión para escribir no fue tan mala como uno podría pensar, casi sería una opción viable si no fuera mucho más sencillo y practico. Lamentablemente la opción de llamadas se tendrá que revisionar una vez esté disponible al público su versión final ya que de momento Samsung no libero esta funcionalidad.

gears7

Sin duda las caratulas han mejorado

Como ya es costumbre este reloj incluye un sensor de ritmo cardíaco en su parte interna, la cual nos permite registrar nuestra actividad física, como distancia recorrida, número de pasos y latidos por minuto. Aunque tal como en equipos ya vistos como el Galaxy s5, el Gear Fit y el Gear 2 que tienen estas capacidades, las lecturas distaban de ser precisas por lo cual no deberían ser tan diferentes en el Gear S.

Como pueden ver, es aún muy pronto para dar un veredicto sobre este Nuevo reloj inteligente, al menos hasta que se pueda analizar la versión final la cual llegara al Mercado en el mes de Octubre. Aun no hay información de los precios finales o si algunas compañías telefónicas lo ofrecerán en paquetes y/o planes pero si tienes el ojo puesto en este equipo este puede ser un buen adelanto de lo que te podrías encontrar.

Vía: Engadget