La transmisión de datos genera grandes cantidades de dióxido de carbono

Para reducir la huella de carbono hay muchas alternativas

Especialistas de ecología de la UNAM afirman que la transmisión de datos por internet en el mundo, cada 24 horas, genera de 25,000 a 35,000 toneladas de CO2 en el mundo. Esto abarca todos los dispositivos que utilizan la red contribuyen con esta contaminación a la atmosfera.

La huella de carbono depende el tamaño y la capacidad de los aparatos utilizados para el acceso. Esto significa que los aparatos más pequeños utilizan menos energía que una computadora de escritorio o un CPU, por lo tanto, su huella de carbono es menor.

La contaminación por servidores igualmente es importante, ya que al realizar una búsqueda en la web o usar redes sociales se requiere de conexión a diversos servidores de gran tamaño. Cuando son equipos tan grandes, las instalaciones donde se ubican necesitan refrigeración.

Los recibos impresos es otra de las situaciones de contaminación, pues se piensa que el solicitarlo vía correo electrónico se produce menos contaminación, pero no es así. Por otro lado, las descargas de música y videos contribuyen también en producto demasiada cantidad de dióxido de carbono en el mundo.

Para reducir la huella de carbono hay muchas alternativas, pero la más importante es desconectar los cargadores de los dispositivos cuando no están en uso. Al hacer esto no solo estarás dejando de consumir energía, sino también ayudando al medio ambiente.

Con información de Vorágine