Nunca uses los AirPods a la hora de acostarte, podría sucederte esto

Si lo vas a hacer que sean unos de diadema o cableados

Muchas personas suelen ponerse los audífonos para escuchar música y así conciliar el sueño, mientras que otros solo lo hacen para ver películas o videos, pero después de un tiempo les gana el sueño y quedan profundamente dormidos. En el caso de los AirPods esto podría ser un peligro, al menos eso es lo que dejó el caso de un hombre llamado Bradford Gauthier.

Esta persona se quedó dormido con los AirPods puestos y después despertó con un malestar en la garganta y notó que tenía problemas al momento de tragar. Lejos de alarmarse, atribuyo la sensación a un dolor de garganta que no parecía inusual teniendo en cuenta que el día anterior estuvo casi todo el tiempo en la nieve.

Intentó beber agua y se encontró incapaz de hacerlo, además, en ese punto de la situación también notó que uno de sus AirPods había desaparecido. A esas alturas el dolor en el pecho ya era anormal, por lo que decidió acudir al médico en donde le hicieron una radiografía y para su sorpresa el AirPod “perdido” estaba atascado en su esófago.

Tuvieron que practicar una endoscopia de emergencia para extraer el auricular sin que Gauthier experimentará molestias. Así que no se recomienda usar audífonos cuando vayas a la cama, sobre todo los audífonos inalámbricos. Si lo vas a hacer que sean unos de diadema o cableados, así evitarás tragarlos como el caso de Bradford.

Con información de ValleyCentral