Neuralink, el “wearable cerebral” de Elon Musk que curará enfermedades

Tambien serviría para escuchar música, controlar dispositivos entre otros posibles usos

El polémico proyecto de Elon Musk, Neuralink, ha sido presentado y dará de qué hablar, sobre todo a las personas que creen en teorías conspirativas porque implica tener prácticamente un dispositivo en el cerebro. Con esto ayudará a aliviar los síntomas de personas que padecen principalmente problemas neuronales y en la columna espinal entre otros de salud, que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Este artefacto se conecta a una computadora para transmitir la información captada de la persona por  medio de sensores como los de temperatura y presión, a aparatos electrónicos, como para transmitir música al mismo. Sin duda, los usos principales y que falta ver si en verdad hay evidencia científica que los respalden son:

  • Pérdida de memoria
  • Pérdida de audición
  • Ceguera
  • Parálisis
  • Depresión
  • Insomnio
  • Dolor extremo
  • Convulsiones
  • Ansiedad
  • Adicciones
  • Ataques fulminantes
  • Daño cerebral

La buena noticia es que es del tamaño de una moneda (mide 23mmx8mm), por lo que no se notará (queda debajo de la piel). La mala noticia, es la necesidad de una cirugía ambulatoria  con duración de 60 minutos, para que un robot coloque el aparato en el cráneo haciendo una incisión, y lo conecte al cerebro por medio de electrodos.

Como es de esperarse el dispositivo requiere de ser cargado para que funcione todo el día. Es removible lo que ayudará a reemplazarlo por mejores versiones, para aprovechar nuevas características o si ya no se desea usar. Lo más raro es que se pueden usar varios de forma simultánea incluso sin problemas de salud. Al ser un wearable, se sincroniza inalámbricamente con el smartphone por medio de una app.

Actualmente se encuentra en pláticas con la FDA, la cual ya lo aprobó como un “dispositivo innovador”, para iniciar el protocolo que demuestre sea apto para uso médico y se puedan iniciar las pruebas con personas. Hasta ahora, las pruebas se han hecho han usado cerdos, a los que se les ha implantado este chip denominado Link VO.9, el cual monitorea la actividad neuronal, similar a como funciona un smartwatch.

Estos datos muestran en una computadora la actividad cerebral y con base en esta, se predice los movimientos. La idea es mostrar el grado de exactitud de la información recopilada.

Otros usos que puede tener este chip, es en el área de entretenimiento, ya que sería de ayuda en juegos, aunque no se comentó exactamente en ese aspecto. Es probable, pensando a futuro, que tenga que ver con la lectura de pensamientos, control de dispositivos de forma telepática por medio de monitoreo ocular.

Sin duda un proyecto interesante que desde adentro ayudaría a las personas a enviar las señales directas del cerebro a las partes del cuerpo dañadas, que impiden que funcionen de forma total o parcial, ayudando en movilidad o recuperar funciones que se pierden con la edad o daño neurológico en el caso de la memoria y lo más increíble, es funcionar como una base de datos para almacenar todas tus experiencias, muy al estilo de un  disco externo, ya sea para recordar a una persona o para ayudarla a ver aspectos de su vida que haya olvidado por enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

No se ha dicho desde cuándo estará disponible, tal vez por que se sigue trabajando en el mismo, ya que se le harán mejoras y modificaciones, sobre todo porque hay que esperar a que entre a la fase de prueba y aprobación con personas.

Con información de FayerWayer, CNET y Onmia