fbpx

¿Accesorios vestibles o tecnología fea? Cómo Apple podría cambiarlo

Apple tiene la oportunidad de dar un giro a los accesorios vestibles o Wearables si logra dar con un buen diseño y enfocarse en la moda.

La IFA 2014 da inicio oficialmente en unas horas, pero antes de ello hemos visto la presentación oficial de muchos de los productos que veremos a lo largo de estos cinco días, y ¿Saben quienes tuvieron gran presencia este año? Los wearables o accesorios vestibles, por supuesto. Las especificaciones han incrementado, los detalles se han refinado y los acabados se han pulido en las versiones renovadas de los smartwatches y pulseras inteligentes de nueva generación; incluso la vida de la batería ha incrementado. Pero hay un factor que aún no termina de convencer: el diseño. Se rumorea que Apple será la siguiente con el iWatch, ¿Podrá iniciar una nueva tendencia? Johnny Ive sugiere que definitivamente sí.

Apple-iWatch-Render

¿Podría Apple revolucionar el diseño de los relojes inteligentes?

No cabe duda de que los accesorios inteligentes están cambiando para bien, están incluyendo mejores características y evolucionando en aspectos muy importantes como la duración de la batería. Pero hay un aspecto que no se ha tomado correctamente en cuenta, hasta hace pocos meses, y es el diseño.

Si nos fijamos en la mayoría de los relojes y pulseras inteligentes actualmente, notaremos un diseño mayormente cuadrado, con tendencia futurista, minimalista o robusta, pero aún muy distantes de lo que los haría realmente “vestibles”. Y es que ante todo hay que tener en cuenta que, más que una pieza de tecnología, estos accesorios tienen que convivir con el factor cambiante y caprichoso de la moda.

Quizá no hay habido un gran avance hasta el momento por que los fabricantes se están enfocando mucho en el mercado masculino, por lo que vemos productos diseñados para ellos, sin la debida delicadeza y finura que enamora desde la vista, y es que no se debe menospreciar al mercado potencia de las mujeres y su buen gusto, así como su influencia sobre el mercado masculino.

Quizá el primer reloj en dar el paso hacia la evolución del diseño en accesorios inteligentes, pasa hacerlos realmente vestibles, fue el Moto 360 (aún no lanzado, solo anunciado), pero falta camino por recorrer.

Curiosamente, aunque Apple no ha lanzado el tan rumoreado iWatch, el encargado del diseño de sus productos, Johnny Ive, ha declarado al hablar de qué tan bueno sería un iWatch de Apple, que si la compañía diseñara un reloj inteligente, Suiza estaría en problemas. En otras palabras, que Apple podría diseñar mejores relojes que los que de diseñan en Suiza.

La ironía saldrá inmediatamente de las bocas de muchos,  y es que puede ser una reacción inmediata hablando de Apple con tantos detractores y fanáticos en conflicto. ¿Por qué? Recordarán que Apple fue demandada por la Swiss National Railway (SBB) por el uso del icónico diseño del diseño de su reloj en iOS 6, a lo que Apple no tuvo otro remedio que aceptar el pago de una licencia por el uso de dicho diseño.

Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que si algo sabe hacer Apple, es vender sus productos a través de marketing y buen diseño. Y aunque algunos critiquen el poco cambio que ha tenido el iPhone en todos estos años, a nivel de hardware externo e interfaz de software, no podemos negar que vende, y vende por el agrado que la gente tiene hacia sus productos, por marketing y por el renombre que la marca se ha hecho. Apple hizo de los reproductores de MP3 pequeños dispositivos llamados iPod que los usuarios por fin empezaron a utilizar como accesorios, así que no hay que ser parciales y menospreciar su capacidad de poner turbinas para vender lo que tocan sus diseñadores.

Del dicho al hecho hay mucho trecho, y primero que nada tendremos que ver si es que Apple presenta un iWatch el 9 de septiembre, y si así es, verificar si es que aún tiene el toque de midas para la comercialización de sus productos, sobre todo en un mercado en el que no ha incursionado oficialmente y va detrás de Sony, LG, Motorola y muchos otros.

¿Ustedes qué opinan?

Con información de: NYTimes