Estudio: Mejorando tu salud en la universidad

De poco sirve ser una persona inteligente, capaz y trabajadora, si tu salud no te acompaña.

La vida universitaria no es fácil, y muchos sufren un montón de problemas durante todo el tiempo que dura la carrera universitaria, que en las mejores condiciones son 4 años. La salud es un parámetro muy importante que cualquier estudiante universitario debería de vigilar, ya que como se dice “mens sana in corpore sano”. Es muy difícil ser un buen estudiante aplicado y obtener buenos resultados académicos si no te acompaña una buena salud mental y física. En este artículo hablamos sobre las medidas que un estudiante universitario debe de tomar para que su salud se mantenga intacta a lo largo de toda la carrera.

Fuente: https://pixabay.com

Formas de mejorar la salud durante la universidad

Se han hecho numerosos estudios y se han publicado ensayos de salud sobre universitarios, y se ha comprobado que el estrés que la universidad genera en los estudiantes puede afectar gravemente a su salud. Es por ello que los estudiantes deben de preocuparse de manera activa por relajarse, tomarse las cosas con calma y preocuparse por estar sanos ya que, si ellos no lo hacen, nadie lo hará. Hay numerosas formas de mejorar el estado de salud durante la vida universitaria y a continuación vamos a tratar alguno de ellos.

Está más que demostrado que la actividad física es mejor que un medicamento en muchas ocasiones. Realizar actividades al aire libre mejora considerablemente el ánimo, oxigena el cerebro y reduce el estrés. Si no eres aficionado de ningún deporte, el mero hecho de caminar cerca de la naturaleza es suficiente. Debes de dedicar al menos 45-60 minutos al día para realizar deporte si quieres mantenerte en un buen estado de forma. Puede que algún día tengas demasiadas cosas que hacer y creas que no tienes tiempo de hacer deporte, pero si lo conviertes en un hábito, nunca más te costará hacer deporte.

En segundo lugar, está la alimentación. Los alumnos universitarios, sobre todo los que abandonan sus hogares para estudiar fuera, suelen terminar teniendo unos hábitos de alimentación malos, ya sea por la falta de tiempo o por la falta de ganas. Es fundamental comer sano y equilibrado para estar saludable. Porciones de verduras en todas las comidas, cantidades de proteínas adecuadas y dos o tres piezas de fruta al día son una buena forma de llevar a cabo una buena alimentación. El estar bien nutrido es imprescindible para que la actividad cerebral funcione correctamente.

Finalmente hay que mencionar la salud mental, que también es muy importante. El estrés al que están sometidos los alumnos universitarios es bastante alto y hay que saber sobrellevarlo. Es fundamental relativizar las cosas, los estudios, las clases y sobre todo los exámenes. Si crees que estás dando el 100%, pero el 100% real, y aun así consideras que los exámenes te están superando, debes de poder suspender sin que eso te lleve a un estado de insatisfacción. Es muy importante que cada persona conozca sus límites para poder llevar una vida sana. Al igual que cuando practicas deporte, no pretendes correr más que Usain Bolt, tampoco debes de ponerte estándares académicos muy exigentes si esto va a perjudicar a tu salud. La vida universitaria es demasiado bonita e interesante como para que el estrés por aprobar un examen te la estropee. Suspender un examen no es el final de todo, ahí no acaba tu vida, existen las recuperaciones y, en caso de que también las suspendas, tienes el año siguiente. Parece que socialmente está mal visto no acabar la carrera en 4 años, pero eso, además de ser una completa estupidez, no significa nada. Existe una ingente cantidad de gente que tardó más de los 4 años estipulados en terminar una carrera y aun así han triunfado en la vida. Es clave que durante la carrera disfrutes, hagas contactos y sobre todo que aprendas, no que simplemente apruebes los exámenes.

Conclusión

No hay nada más importante en la vida que la salud. De poco sirve ser una persona inteligente, capaz y trabajadora, si tu salud no te acompaña. Es por esto que, durante la vida universitaria, que es una etapa en la que una persona puede ser bastante vulnerable, los estudiantes se preocupen de verdad por su salud. Hacer deporte, relacionarse con la gente, comer bien y saber decidir entre qué es importante y que no, pueden ser claves para que de verdad aproveches la vida universitaria y no tires 4 años de tu vida en hacer una carrera que no has disfrutado y que te ha amargado.

Fuente: https://pixabay.com

Biografía del autor

Robert Griffith es un divulgador, una persona que adora aprender, pero sobre todo enseñar. Durante su etapa universitaria se dio cuenta de lo importante que es la salud y por ello intenta hacer ver a los nuevos estudiantes lo fundamental que es preocuparse de esta para poder disfrutar de la vida en la universidad.