fbpx

Intel Merrifield, el camino a la perfección de Intel

 

Los smartphones se han convertido en parte importante de nuestra vida, agregando nuevas herramientas y posibilidades ante todo, pero claro todo tiene una limitante, en este campo la más grande limitante es lo que le da el poder suficiente para llevara  cabo cada una de sus tareas y desempeño de manera eficiente, me refiero a los procesadores, esa parte importante para el funcionamiento completo y al unisono de un smartphone actual, una pieza que en principio estaba destinada para los equipos e alto desempeño como las PCs, Laptops, y demás equipos de alto rango de procesamiento, pero que ahora se encuentra en un uso casi total de los equipos móviles, claro a menor escala de poder, pero con una línea de evolución y mejoramiento cada vez mayor, empezando con apenas un núcleo llegando ahora con hasta 5 núcleos de poder con frecuencias de reloj de casi 2.0 GhZ, una potencia muy cercana a la que tenemos con los procesadores de PC, pero obviamente hay más dentro de lo que uno puede pensar.

Para que un procesador pueda trabajar perfectamente necesita tener un buena frecuencia, tamaño de cache en los niveles de amplitud moderada,  y una cantidad considerable de tareas por ciclo de reloj, el conjunto de esto sumándole las características de RAM y chipsets, generan equipo de alto rendimiento y gran desempeño, pero pregunta qe muchos se hacen es, ¿porque no utilizar el procesador de un smartphone en una PC?, simple, la arquitectura, los smartphones utilizan una arquitectura de datos de tipo ARM, mientras que las PC trabajan bajo arquitecturas de x86 (32 bits) y x64 (64 bits), con lo que puede hacer un manejo de datos mucho mayor que con el de un procesador de ARM, y es por eso que ciertas tareas simples como el calculo de una formula dentro de Excel trae consigo muchos problemas dentro de un equipo inteligente, detalle que a muchos les perjudica en gran rango, claro que hable de formulas un poco más estructuradas, no del tipo Autosuma, pero el caso es que mucha gente quiere hacer el paso de PC a tablet o smartphones por mayor portabilidad, lo cual no podremos ver pronto, a menos que algún fabricante logre hacer este cruce de alta demanda, oal menos pudiesemos haber pensado en un pasado muy cercano antes de que Intel decidiera lanzarse a un nuevo campo de batalla, donde increíblemente no había participado de ninguna manera.

 

 

Intel busca crear una línea divisora para el antes y el después de los equipos inteligentes, con la integración a la escena móvil de sus procesadores Medfield de arquitectura x86 para equipos inteligentes. Los procesadores Medfield están desarrollados bajo tecnología de transistores de 32 nanómetros, tecnología utilizada para los procesadores de primera generación Core i; ante la salida de este procesador muchos no sabrán que en realidad no se trata solo de la salida del procesador, sino que además ya hay un equipo que trabaja bajo Android 4.0 con un procesador mono núcleo Medfield de 1.6Ghz, el Xolo, el cual está dando de que hablar en India. Con características sobresalientes como el soporte hacia 21Mbps con red HSPA+, el nuevo procesador de Intel da un rendimiento increíble en navegación y funcionamiento de sistema, ante esto solo podemos esperar una evolución completamente beneficiosa para ambas partes, usuario-empresa.

 

 

Ante el éxito que Intel esta obteniendo con Xolo se espera que tengamos ese equipo un poco más cerca para poder probarlo, y es que ni siquiera en Europa o algún otro lugar se está comerciando de manera oficial, pero bueno mientras llega a tierras más cercanas Intel ya esta bajo el desarrollo de la siguiente generación de procesadores de alto desempeño para smartphones en arquitectura x86, Merriefield, la siguiente generación en procesadores de arquitectura x86 para equipos inteligentes, la cual llegaría con más de un procesador (doble núcleo de manera especializada), soporte para redes 4G LTE, y una tecnología de fabricación a 22 nanómetros, lo que superaría por mucho al ya estable en energía Medfield. Ante la salida, no muy pronta, de este chip nos pregunatremos ¿quienes apostarán por esta nueva tendencia?, lo seguro es que Samsung no lo hará debido a los resultados obtenidos con su serie Exynos, o al menos hasta que se demuestre lo contrario, por parte de los demás fabricantes como Motorola, LGPanasonic y demás, podríamos dejarlo en un ‘quizá’ ya que su constante prueba de procesadores podría decantar en el uso de estos nuevos Merrifield, subsecuentemente tenemos a HTC que podría intentarlo, siempre y cuando esto no afecte su actual acuerdo con Qualcomm y Nokia, más bien pondríamos a Nokia en un SI rotundo debido a que, como hemos visto, Nokia hace lo que Microsoft diga, y la relación de Microsoft con los Intel es de lo más prolífera, por lo cual podríamos estar viendo un Lumia con procesador Atom doble núcleo de 1.6 Ghz (Marrifield) con gran desempeño, prestaciones increíbles y un precio ajustable al mercado.

 

VIA | Intomobile