Smartphones: La interfaz es lo que más importa

Rich Trenholm de CNET ha escrito una editorial sobre la situación actual de las interfaces de smartphones, específicamente sobre por qué la interfaz es lo que más importa a la hora de interactuar con tu smartphone (pista: su editorial se titula “Por qué ya no quiero un iPhone”). Rich opina que Windows Phone 7 es una plataforma mucho mejor en términos de experiencia de usuario que prácticamente cualquier otro sistema operativo actual. Si no has probado WP7 todavía, te recomiendo que pruebes el simulador web para entender mejor el contexto.

Rich comenta que en un inicio, el iPhone llegó en un momento crucial y necesario. Era revolucionario en su momento y definió la vara con la cual todos los smartphones se medirían durante los siguientes años. Tiempo después llegó Android, el cual representó un respiro de libertad y control que muchos necesitábamos. Éramos un montón de hippies felices, pero seguía habiendo algo que simplemente no cuadraba.

A pesar de que una plataforma móvil no se define solamente por un solo aspecto sino por todo lo que abarca como su ecosistema, su integración con el hardware y el nivel de personalización, de acuerdo a Rich lo más importante en un smartphone es la interfaz. Así como en una bicicleta un punto clave es el manubrio y el asiento (no me pregunten por qué), la parte que está en contacto contigo de un celular (después de la barrera física) es su interfaz.

Rich opina que Windows Phone 7 es un excelente compromiso entre personalización y simplicidad de uso. WP7 ha sido pensado desde cero con la idea de ofrecerte una ventana hacia lo que más haces con tu smartphone: comunicarte, mientras que te sigue ofreciendo posibilidades para personalizar la experiencia. Ya que vas a pasar tanto tiempo con él, tu smartphone te debe hacer sentir como que estás en una nube de algodón comiendo chocolates, no como si estuvieras resolviendo un cubo de Rubik cada vez que lo quieres utilizar.

En lo personal, a pesar de que soy un leal usuario de Android, suelo sentir cierta resistencia cuando se trata de recomendar este sistema operativo a usuarios nada experimentados y con una noción mínima de tecnología. Después de ver el simulador web de Windows Phone 7 probablemente no elija este sistema operativo como mi caballito de batalla diario, pero definitivamente veo el valor que tiene en su innovadora y sencilla interfaz.