Cómo saber si un Smartphone sirve Realidad Virtual (VR-ready)

El boom de las gafas de realidad virtual está llegando. Falta poco para ver una auténtica revolución porque, ahora sí, la tecnología VR ha llegado a unos niveles de perfección considerables y eso que todavía falta por mejorar Recordemos que este tipo de gafas han tenido presencia ya en la sociedad en repetidas ocasiones, sin llegar a cuajar del todo debido a que la experiencia no era lo suficientemente inmersiva o, simplemente, el mundo todavía no estaba preparado para esta tecnología. De hecho, las primeras que surgieron, las SEGA VR, datan de 1993. Estas acompañaban a cuatro videojuegos populares de la compañía japonesa SEGA y terminaron en el olvido debido a considerarse un sistema demasiado realista para aquella época.

El mundo ahora tiene otros ojos y sí está preparado para vivir experiencias únicas. Aunque la pregunta que tenemos que hacernos ahora es: ¿están preparados nuestros móviles para soportar esta tecnología tan innovadora? Para responder de manera general a esta pregunta, te diremos que no todos. Los que sí soportan dicha tecnología se han englobado bajo el nombre móviles VR-ready.

Con un teléfono móvil VR-ready, puedes vivir experiencias inimaginables hace unos años. Por ejemplo, adentrarte en una partida de cartas y jugar tus mejores manos con contrincantes de cualquier lugar del mundo, visualizar cómo quedaría tu casa amueblada con los muebles que más te gustan sin necesidad de tenerlos físicamente o, por ejemplo, visitar todos los rincones de museos como el Louvre en París, sin salir de México.  Por supuesto, también debes tener en cuenta otros factores como que para que esto pase se necesitan aplicaciones de mucho peso, y eso significa que tu teléfono debería tener memoria suficiente. 

Por otro lado, para que la experiencia sea totalmente inmersiva, la aplicación en sí debe estar bien desarrollada y los gráficos trabajados correctamente. Es por eso por lo que lo más recomendable es buscar primero las opciones que nos dan las empresas más populares. Si hablamos de juegos de cartas, buscaríamos entre los mejores casinos en línea de México; si hablamos de amueblar la casa nos iríamos directamente a una aplicación desarrollada por Ikea; y, por ejemplo, en el caso de los museos, miraremos disponibilidad en la página web oficial de cada museo que quisiéramos visitar.

Volviendo a los factores que determinarán si un teléfono podrá o no soportar esta tecnología, hablaremos de resolución y potencia. ¿Puede un teléfono con pantalla HD usar unas gafas VR? Lo cierto es que puede que funcione de forma fluida, pero, como decíamos antes, para llegar a un nivel de inmersión total, la resolución debería alcanzar los 4K. El problema es que, actualmente, hay muy pocos modelos en el mercado con dicha calidad en sus pantallas. 

Por supuesto, la calidad de la pantalla irá unida a la potencia. Si tenemos un teléfono móvil con buena resolución, pero está falto de potencia, ni que decir tiene que la experiencia estará igualmente emborronada. Lo ideal es que, hasta que contemos con terminales con resolución 4K y potencia como para soportar de manera fluida las aplicaciones, intentemos alcanzar un equilibrio entre potencia y resolución. Otro factor del que hay que hablar es el giroscopio. De nada sirve que un terminal tenga potencia y resolución, si no cuenta con un sensor imprescindible para el funcionamiento de la tecnología VR. Sí, el giroscopio se encarga de transmitirle a nuestro teléfono los giros que realizamos con él.

Sin giroscopio, el teléfono no detectará nuestro desplazamiento ni nuestros giros, por lo que será imposible conectar unas gafas de realidad virtual y que ejecuten su función al 100%. En el caso de poder conectarlas, sería como ver un vídeo normal con unas gafas VR. Así que, si hay que empezar por algo a la hora de comprobar si un teléfono es apto para las principales gafas VR que están saliendo al mercado, eso es encontrar el giroscopio, ya que no todos los teléfonos móviles cuentan con este sensor.

Otro tema es que hay compañías como Samsung que, al contar con unas gafas específicas, permiten la conexión y el disfrute de esta tecnología 360º casi por completo con muchos de sus terminales. Es decir, con unas Gear VR de Samsung y un teléfono Samsung, la experiencia de realidad virtual será seguramente acertada, y lo mismo podría pasar cuando Apple lance próximamente sus esperadísimas gafas VR.