Ford y Qualcomm anuncia alianza #CES18

Desarrolla la tecnología C-V2X para la comunicación directa de los automóviles

Jim Hackett, CEO y presidente mundial de Ford, participó en la conferencia de apertura de CES 2018. Habló de la visión de la marca, sobre el futuro de los automóviles y la movilidad. Así mismo, anunció una alianza con Qualcomm, para desarrollar la llamada tecnología C-V2X, Connecting vehicles to everything, que permitirá la comunicación directa del vehículo con la infraestructura de las calles, señales de tránsito y dispositivos de peatones a través del celular, incluyendo el sistema de comunicación en nube.

Según Hackett, el automóvil moldeó la forma en que vivimos, y por primera vez desde que Henry Ford lo popularizó, hoy existe la oportunidad de crear un cambio radical en tecnología aplicada a los sistemas de transporte, con la introducción de los vehículos autónomos y conectados.

La propuesta de Ford es utilizar las nuevas tecnologías para recuperar las calles como espacio de convivencia, dando pasos para introducir en las ciudades la era de la economía y del transporte compartido. Indicó que con el poder de la inteligencia artificial y el surgimiento de los vehículos autónomos y conectados, tenemos tecnología capaz de hacer una completa ruptura y recrear el sistema de transporte de superficie por primera vez en un siglo. Todo, desde el estacionamiento, flujo de tráfico y entrega de mercancías, puede ser radicalmente mejorado, reduciendo los congestionamientos y transformando las calles en más espacios públicos.

Para Jim Hacket, más que un medio de transportar personas de un lugar a otro, el vehículo autónomo representa la oportunidad de crear nuevos modelos de negocios. Para hablar sobre el papel de Big Data, procesamiento de gran volumen de datos, en ese proceso el ejecutivo llevó como invitado a Michael Sandel, famoso profesor de Harvard.

Sandel habló sobre el gran volumen de información que las empresas tienen hoy en día sobre los consumidores y citó tres ejemplos: una tienda como Amazon sabe los libros que una persona lee, Uber conoce los lugares que una persona frecuenta y una marca de colchones, sus hábitos de dormir. “Existe la preocupación de que este tipo de datos pueda hacerse públicos y violar la privacidad de las personas, pero estos también pueden salvar vidas, como por ejemplo, al agilizar la ayuda a una persona que sufre de diabetes o ataque al corazón. Liberar o no el acceso a esa información debe ser una opción del consumidor”, comentó Sandel.

Por eso, según Hackett, al desarrollar nuevas tecnologías de movilidad, Ford adoptó un enfoque centrado en el usuario.  El desafío incluye crear sistemas y estándares de comunicación de los vehículos con otros vehículos y toda la infraestructura urbana alrededor, como peatones, ciclistas, semáforos y calles.