Las aplicaciones de apuestas impulsan el juego en línea

Hoy en día es inconcebible pensar en apuestas online sin asociarlas de forma casi automática con dispositivos móviles, ya sean tabletas o teléfonos celulares de última generación, conocidos como smartphones.

Así como ocurre con muchos otros negocios e industrias, el sector del juego está utilizando actualmente las tecnologías móviles para crecer y expandirse, dentro de un entorno en el que cada día tiene más peso lo digital en detrimento de lo presencial.  Apoyándose en propuestas tecnológicamente innovadoras y en diseños web que priman una estrategia mobile-first, los operadores de juego y apuestas deportivas están consiguiendo hoy ampliar su base de clientes como nunca antes.  Gracias a la comodidad de usar el teléfono móvil para jugar y apostar, cada día más empiezan ahora a interesarse por las apuestas online, y en numerosos casos se trata de personas que nunca antes habían apostado ni eran aficionados al juego.

Apps de apuestas disponibles en Google Play

Un factor que ha disparado aún más las apuestas con móviles ha provenido de Google. Hasta 2021, la empresa restringía en numerosos países la descarga de aplicaciones de apuestas y juegos con dinero real en su plataforma Google Play Store. De hecho, sólo era posible descargarlas desde el Reino Unido, Brasil, Francia o Irlanda.   Sin embargo, en marzo Alphabet (matriz de Google) implementó nuevas políticas en su programa para desarrolladores de aplicaciones… y gracias a ello, desde entonces uno ya puede descargarse apps de juego y apuestas a través del store de Google en quince nuevos países.

Entre ellos están México y España, naciones hispanohablantes con mercados de apuestas muy atractivos. El mexicano atesora el mayor potencial por ser el país (de habla hispana) más poblado; mientras que en España el juego online es, desde hace años, el más y mejor regulado entre los que hablan español – de hecho, está sirviendo como ejemplo a seguir en países de América Latina. Las casas de apuestas deben asegurarse de desarrollar buenas apps de apuestas deportivas en España si quieren triunfar en el país, porque a día de hoy dos de cada tres españoles que apuestan por internet lo hacen por medio de un teléfono móvil inteligente o una tablet.

Un sistema de licencias y un ente regulador

El mercado del juego en internet español es, como decimos, el más regulado entre los de países hispanohablantes, pero también es uno de los más avanzados en el contexto europeo. Para poder operar, los sitios web de juego y apuestas deben contar con su respectiva licencia de actividad, que es emitida por la Dirección General de Ordenación del Juego.

La DJOG – por sus siglas – es una entidad pública dependiente del Ministerio de Hacienda y Economía, que tienes encomendadas las funciones de regulación, control, supervisión y, en su caso, sanción a los operadores de apuestas online en España. Lleva ejerciendo sus funciones desde 2012, año en que se aprobó la primera ley de juego española que entró a legislar sobre el juego en línea.

Colombia siguió en 2016 un camino similar, pues ese año el ente regulador, Coljuegos empezó a emitir autorizaciones a empresas de juego online en el país. Otros países latinoamericanos están haciendo importantes avances para regular el juego en internet, como es el caso de Perú o Brasil, pero también México. En mayo, el diputado y excampeón del mundo de boxeo Erik Morales, del partido Morena, presentó una propuesta de modificación de la legislación que regula la actividad en México – la ley Federal de Juegos y Sorteos de 1947 – para incorporar las apuestas deportivas y otras modalidades de juego online.