fbpx

Movistar México estaría a la venta por 2 mil millones de euros, según rumores

Movistar tiene una deuda de 50,000 millones de euros

Una vez más comienzan rumores de venta para Movistar México, una empresa de telecomunicaciones que en los últimos meses buscó replantear su estrategia y modelo de negocio para mejorar sus ingresos y beneficios, pero a pesar de ello no se han obtenido los resultados esperados.

Según un reporte el sitio El Economista, Telefónica está analizando seriamente vender Movistar México y Centroamérica debido a su bajo nivel de rentabilidad actual, pues su cuota de mercados e ingresos no logran alcanzar los mínimos para ser operable el negocio.

La información publicada indica que Telefónica tiene una deuda de 43,593 millones de euros para finales del primer semestre del año, por lo cual eliminar el lastre de Movistar México y Centroamérica sería un importante resultado para balancear las finanzas y sanear deudas pendientes.

Telefónica Centroamérica está compuesta por las filiales de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá, cuyo valor total oscilaría los 760 millones de euros, mientras Movistar México estaría a la venta por 1,300 a 1,900 millones de euros.

En las últimas horas las acciones de Telefónica cayeron en la bolsa, lo cual tendría sentido para volver más rentable el proceso de venta con el objetivo de posteriormente incrementar el valor de las acciones y potenciar el crecimiento de la compañía.

Si bien el valor de Telefónica México y Centroamérica no alcanza para saldar ni el 10% de la duda total de Telefónica Global, sería un importante bálsamo, pues en términos generales ya no resultan rentables las divisiones antes mencionadas.

Por ejemplo, Movistar México perdió un 5.9% sus ingresos en el primer trimestre de 2018 comparados con el mismo periodo de 2017, provocándose así una reducción en la cantidad de usuarios y su cuota se vio superada por AT&T México, un conglomerado combinado por Iusacell y Nextel que creció bastante en los últimos tres años.

Con información de El Economista