Samsung obtiene más ganancias de sus procesadores que por la venta de smartphones

Los chips dejan mayor ganancia a Samsung

La influencia en las ganancias de Samsung está cambiando bastante y mucho de ello se debe a la pandemia de coronavirus, pero también a la reciente guerra entre Rusia y Ucrania. Por esta situación el gigante coreano verá un aumento de más del 15 por ciento en las ganancias operativas en el segundo trimestre de este año.

Se ha confirmado que la principal fuente de ingresos de la empresa coreana será en la división de los microprocesadores, por lo que las ganancias por la venta de teléfonos inteligentes y electrodomésticos será mucho menor, algo que suena extraño, pero que así lo asumen algunos analistas. Cabe mencionar que esta es una noticia no oficial por ahora, pero la compañía anunciará su pronóstico de resultados para el segundo trimestre el jueves.

De acuerdo con un reporte publicado por la agencia de noticias coreana Yonhap News, la producción de diferentes tipos de procesadores aumentará en un 42 por ciento, lo que conlleva a un mayor porcentaje de ganancias.

En el caso de los smartphones y los electrodomésticos la cosa es diferente. Se estima que las ventas de dispositivos móviles en el segundo trimestre alcanzarán los 61 millones de unidades, lo que representa una disminución del 16 por ciento con respecto al trimestre anterior. De esta manera, se espera que el beneficio operativo se reduzca en 600,000 millones de wones (460,000 millones de dólares) y crecerá a 2,6 billones de wones.

Las menores ventas de electrodomésticos también se ven afectadas por la inflación, lo que se traduce en un menor poder adquisitivo de los consumidores, el aumento de los costos de las materias primas y los factores de estacionalidad. Se espera que la ganancia operativa sea de aproximadamente 500 mil millones de wones (381,950 millones de dólares), que es menos de la mitad de la cantidad de hace un año.

Se espera que las ganancias de la compañía para el último trimestre asciendan a 14,5 billones de wones, lo que representa un aumento de más del 15 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.