Find X, el smartphone de OPPO con proporción del 93.8% de la pantalla

Cuenta con un mecanismo motorizado que esconde las camáras trasera y frontal.

OPPO sorprende con sus propuestas. No es primera vez que lanza un smartphone con un mecanismo fuera de lo regular. En este caso, en vez de incluir un notch en el frente, amplía la pantalla, de borde a borde, pero reubicando los sensores en un mecanismo que los muestra cuando se requieren, de una forma diferente en el Find X.

Este smartphone de 6.4 pulgadas combina con acabado tipo espejo en el cuerpo del equipo, que por lo visto, está muy de moda entre varios fabricantes chinos. A pesar de su tamaño, aún permite ser agarrado con una sola mano, al menos en una masculina.

La proporción de la pantalla, llega a unos increíbles 93.8%, superando al 91.24% del Vivo NEX S, lo que indica que entre los fabricantes chinos se ha iniciado una guerra por ver quién supera a quién. aunque en este caso no solo es el diseño, ya que a diferencia de otros, elimina al lector de huellas por el uso de reconocimiento facial, destacando al ingenioso sistema de la cámara, tanto trasera como frontal, completamente escondido al no ser usado. Punto y aparte es el nombre del mismo, que la “X” ya sabemos que evoca al smartphone de Apple.

Al encender al Find X y abrir la app de la cámara, entonces la parte superior muestra al mecanismo con una cámara de 25 MP en la parte frontal, con sistema de reconocimiento facial 3D y en la parte trasera, una combinación de 16 MP+20 MP más flash LED. Si se cierra la app, el motor los esconde de nuevo dentro del cuerpo del smartphone. Todo en tan solo 0.5 segundos. Una forma ingeniosa de que el equipo no tenga partes que sobresalten en los lentes. Cuenta con estabilizador de imagen, funciones inteligentes y hasta “Omojis”.

 

Para usar el equipo, al encenderse se pide la autenticación del usuario por medio del reconocimiento facial llamado O-Face, previo desbloqueo de la pantalla por medio de PIN/contraseña/patrón, sin robar mucho tiempo para este proceso.

Entre el resto de las características, posee procesador Qualcomm Snapdragon 845, 8GB en RAM, con 256GB de almacenamiento. La batería es de 3,730mAh con sistema de carga inalámbrica rápida propietaria de Oppo, llamada VOOC. Acepta doble SIM con acceso mundial. No se habla de algún grado de resistencia a los elementos.

Corre bajo Android 8.1 bajo la capa Color OS 5.1, la cual es una combinación de las interfaces de iOS y Samsung Experience. En cuanto a puerto se menciona que posee puerto USB-C.

OPPO se va arriesgar a llevar este smartphone en Estados Unidos y Europa, creciendo el mercado que lo arropaba, como lo es China, India, las Filipinas entre otros.. no lo veremos por nuestro país debido a que la marca no tuvo éxito comercial cuando lo intentó.

Además de esta versión, hay una edición especial lanzada con Lamborghini, llamada OPPO Find X Automobili Lamborghini Edition, con un diseño con textura debajo del cristal, que lo hace parecer como si fuera hecho de fibra de carbón y claro el logo de Lamborghini en la parte trasera. A diferencia del modelo regular, este posee la tecnología de carga rápida SuperVOOC, con 50W (10V/5A), pero la batería baja a 3400mAh, cargándose al 100% en 35 minutos. Para finalizar, viene con un empaque especial, con accesorios personalizados, basados en los automóviles.

El precio del OPPO Find X, para China, en color azul y rojo será de €999, saliendo a la venta en agosto, mientras que el OPPO Find X Lamborghini Edition se venderá en negro a un costo de €1699.

Con información de The Verge y Gizmochina