Google elimina aplicaciones con malware del Android Market; ¿qué puedo hacer para protegerme?

Hace unos días se reportaba que Google había retirado 27 aplicaciones maliciosas del Android Market debido a que contenían malware, en específico un software llamado RuFraud, el cual envía mensajes de texto sin que el usuario se de cuenta, robándote dinero. La mayoría de estas aplicaciones fueron del desarrollador Logastrod, el cual ya fue inhabilitado y bloqueado de la plataforma. Su estrategia es utilizar las mismas imágenes y texto que otras aplicaciones populares, de manera que un usuario incauto podría instalarlas por error. Observen con atención y verán algunas incongruencias (click en la imagen para hacerla más grande):

Por su parte, Google comenta que no se requiere antivirus para Android, pero la misma arquitectura del sistema operativo proporciona a los desarrolladores acceso a prácticamente todos los recursos disponibles tales como aplicación de llamadas, keyloggers (aguas con los teclados alternativos que instalen) y actividades relacionadas con la recepción y envío de mensajes (incluso hay aplicaciones que te permiten espiar los SMS’s de alguien), entre muchos otros, lo que permite que si no somos cuidadosos con el manejo de nuestros dispositivos, terminemos en las garras del spam.

A pesar de que las demás plataformas también tienen su ración de malware, Android está en la mira de las empresas de seguridad en gran medida debido a sus libertinas políticas de aceptación en el Android Market. Sin embargo, encontrar un balance entre seguridad y opresión es difícil ya que al apretar los criterios de aceptación de aplicaciones se podría llegar a mermar o limitar la participación de desarrolladores. Pensándolo bien, tal vez eso ayudaría a ajustar la cantidad de “crapware” disponible.

Como usuario feliz de Android, algunas de las cosas que podemos hacer para protegernos de las aplicaciones mañosas es, al igual que con la computadora, tener algo de sentido común y ser cuidadosos con lo que bajamos. Cuando descargamos una aplicación es importante siempre verificar los permisos que nos está solicitando; si ves una aplicación que pide más permisos de los que crees que necesitas, lo mejor es investigar si otros usuarios han tenido problemas con la misma o no instalarla en lo absoluto (lo mismo aplica para las aplicaciones de Facebook).