fbpx

Samsung y Apple llegan a acuerdo tras 7 años de disputas legales por patentes

Samsung y Apple llegan a un acuerdo tras 7 años en tribunales

Todos sabemos perfectamente la situación legal entre Apple y Samsung, quienes por más de 7 años han mantenido problemas en los tribunales por infracción de patentes, pero todo parece indicar que los más de 2,500 días provocaron que alguno de los dos implicados tuviera que ceder para evitar más problemas.

Este caso entre Samsung y Apple se remonta a 2011, cuando los de Cupertino acusaran a Samsung de violar varias patentes relacionadas con el iPhone. En aquel momento Apple ganó el juicio con una compensación por 1,049 millones de dólares en 2012, pero Samsung rechazó el veredicto y allí se complicaron las cosas.

Un tiempo después la misma autoridad magistral determinó que Samsung solamente debería pagar 548 millones de dólares, es decir, casi un 50% menos que la cantidad pactada originalmente, pero nuevamente la surcoreana rechazó el veredicto de las autoridades.

En 2016, Samsung llevó el caso a la Corte Suprema de Estados Unidos en donde se terminó iniciar un nuevo juicio entre las dos partes afectadas que terminó en mayo del presente año nuevamente con un veredicto a favor de Apple.

Dicho resultado de la corte de San José, California, determinó que la compañía surcoreana debía pagar 539 millones de dólares a Apple por infringir tres patentes de diseño y dos de utilidad, pero una vez más los asiáticos se negaron a aceptar su realidad y nuevamente serían citados los afectados el 6 de julio para un nuevo juicio que finalmente no llegará nunca.

Paz y armonía

Finalmente, Apple y Samsung acordaron la paz con un acuerdo que no fue revelado, pero aparentemente la surcoreana pagaría una cifra inferior a la determinada por las autoridades, pero hasta el momento ambas compañías no desean dar más declaraciones al respecto.

“Los luchadores de sumo se han cansado del combate de lucha libre. Ambos estaban cansados ??y felices de dejar de pagar a los abogados. Y puede que nunca sepamos quién parpadeó primero, quién hizo la primera llamada”, fueron las palabras de Paul Berghoff, abogado de patentes de McDonnell Boehnen Hulbert & Berghoff en Chicago.

Ahora inician un nuevo capítulo de tranquilidad Samsung y Apple donde posiblemente ambas compañías se beneficien entre sí, solamente esperamos no se vuelva a repetir un caso similar en la industria como en este caso duró muchísimos años.