Xperia 1 IV ya es oficial, el nuevo insignia de Sony con panel 4K pero sin cargador ni cable en la caja

El Xperia 1 IV marca una mejora en lo que respecta a la captura de selfies

La empresa japonesa Sony presentó de forma oficial su nuevo smartphone de gama alta, el Xperia 1 IV. Este dispositivo viene a suplir con creces al Xperia 1 III del año pasado, y lo hace con un diseño continuista, sin notch, pero con mejor apartado fotográfico y una pantalla OLED con resolución 4K.

Sony no renuncia al diseño que inauguró hace unos años con la aparición de la serie Xperia 1, pero parece optar por perfeccionarlo. Seguimos hablando de un smartphone bastante compacto en comparación con otros buques insignia del mercado. Mide 165 x 71 mm, tiene solo 8,2 mm de grosor y pesa 185 gramos. Los bordes son planos, y las esquinas redondeadas y en la parte frontal encontramos una cámara selfie sutilmente integrada en el borde superior.

Se trata de un teléfono con una construcción premium. Está fabricado en cristal y metal, tiene protección IP68 contra el agua y el polvo y está protegido por Corning Gorilla Glass Victus. También mantiene el jack de 3,5 mm a través del cual los artistas pueden incluso grabar sus canciones conectando un micrófono externo.

Xperia 1 IV trae una pantalla OLED de 6,5 pulgadas con resolución 4K (3840 x 1644 píxeles) y frecuencia de actualización adaptativa de 120 Hz. Tiene un panel alargado de 21:9, y según Sony, es un 50 por ciento más brillante que la generación anterior. Esta pantalla puede reproducir el 100 por ciento del espectro de color DCI-P3, como un monitor profesional.

En cuanto al hardware encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1, acompañado de 12 GB de RAM LPDDR5, pero también 256 GB de almacenamiento, estando disponible el smartphone solo en esta configuración. También tenemos una ranura para tarjetas microSD. Incluso el escáner de huellas dactilares integrado lateralmente permanece en su lugar.

Hay una batería más grande que el modelo anterior, 5000 mAh y admite una potencia rápida de 30 W por cable. Sony también mantiene los altavoces frontales y afirma que los graves entregados serían entre un 20 y un 50 por ciento más pronunciados que los del predecesor. El volumen aumentaría con una intensidad del 10 por ciento, ya que se ha integrado la tecnología Bluetooth LE y obviamente, LDAC+360 Reality Audio. Esta última tecnología ahora es compatible con varias aplicaciones.

El Xperia 1 IV marca una mejora en lo que respecta a la captura de selfies, con un sensor de 12 MP. En la parte trasera también encontramos tres sensores de 12 MP cada uno + un sensor 3D ToF para profundidad. La triple cámara viene con funciones similares, lo que permite la captura de 4K a 120 FPS y ofrece funciones como SteadyShot óptico, FlawlessEye, Eye AF y seguimiento en tiempo real.

La cámara principal trae un sensor de 1/1,7 pulgadas con OIS y distancia focal de 24 mm, uno ultra gran angular de 1/2,5 pulgadas con lente de distancia focal de 16 mm, pero también un sensor de teleobjetivo de 1/3,5 con OIS que trae un zoom óptico de hasta 5X.

El sensor RGB IR en la parte posterior transmite información de IA a los algoritmos de balance de blancos, y el sensor 3D ToF ayuda a capturar el bokeh, con una función llamada ” bokeh emocional “. Sony tampoco renuncia al botón del obturador en el lateral. La cámara selfie puede disparar en calidad 4K @ 30FPS y se beneficia de la estabilización electrónica.

El teléfono también cuenta con conectividad 5G, puerto USB-C 3.2, Bluetooth 5.2 y WiFi 6 de doble banda. Viene con energía inalámbrica, pero también cuenta con carga inalámbrica inversa para otros dispositivos.

Algo importante que debemos tener en cuenta es que Sony ha renunciado a incluir un cargador en el paquete como resultado de la iniciativa ” Road to Zero “. Esto también condujo a un paquete pequeño, de solo 26 mm de tamaño. Asimismo, se redujeron en un 36% las emisiones de CO2 por unidad fabricada.

Sony Xperia 1 IV llega a Europa en negro o morado, y el precio de la versión que incluye 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento es de 1400 euros, unos 1,477 dólares.