iPhone 6 costaría hasta $4000 USD en el mercado negro

Si bien Tim Cook como CEO de Apple desde hace meses tiene un iPhone 6 disponible, es muy difícil que las personas que viven en China los tengan a su alcance, incluyendo a quienes lo fabrican. Por diversos medios se ha reportado que varios de los equipos  comprados no terminarán en manos de quienes los adquirieron, ya que hay revendedores que contratan a personas para que los compren en su lugar, y esto será más frecuente mientras no se haga oficial la venta en ese país (Apple aún no decide cuando lo venderán), en donde  podría costar unos $4000 USD. De hecho, dependerá de su disponibilidad lo que determine el precio  en el mercado negro de China. Si son unos cientos costaría a partir de $3251 USD pero si son miles bajaría el precio.

iPhone revendido en el mercado negro de China

Reportes de Reuters indican que en contrabandistas chinos han viajado a Hong Kong y a Japón para poder comprar  la mayor cantidad posible de iPhones para luego revenderlos en China, tal como se ve en la imagen. Algunos han deseado comprar hasta 35 pero consiguiendo “solo 25”.

En Singapur se ha recurrido a pagar a personas  para que compren el equipo, a quienes les pagan $120 USD por hacer esto. Algunas más compran dos, uno para ser usado por ellos y otros para venderlo. Hay incluso revendedores que viajaron hasta Australia para poder obtener el iPhone 6.

Al ser considerado un equipo de gama alta en ese país, los precios de este dispositivo por lo general se venden  entre $700 y $800 USD cuando se compra subsidiado por los operadores.  Para Apple es un buen negocio y este mercado es uno donde más ventas tienen. En lanzamientos pasados han atraído a multitud de clientes y es en donde más les interesa que las compras se hagan con reservación.

Es innegable que mientras el equipo no esté disponible en ese país, las ventas no oficiales hayan empezado desde el viernes pasado, a pesar de que varios revendedores ni siquiera tenían pedidos de sus posibles clientes, pero con la esperanza de estar haciendo un buen negocio.

Fuente: Reuters