fbpx

Jonathan Ive explica porqué fue difícil diseñar el Apple Watch

Como usuarios siempre estamos ansioso por el próximo lanzamiento. Sin embargos, pocas veces pensamos que el producto que nos muestran, tiene una larga historia de desarrollo que previamente fue un proyecto que pudo llevar años. Ese es el caso del  ya presentado, aún en desarrollo, primer reloj inteligente de Apple, el Apple Watch. En una entrevista hecha a Jonathan Ive, el principal diseñador de este equipo y la persona más visible en ese aspecto, dio a conocer, que este producto, no ha sido fácil de hacer y que de hecho, tiene tres años desde que comenzó como un proyecto de su laboratorio, poco tiempo después de haber muerto Steve Jobs y mucho antes de que se ponga de moda la palabra “wearables”.

Apple Watch

Apple Watch, un reloj que después de tres años aún sigue en desarrollo

Ive reconoce que es uno de los proyectos más difíciles en los que ha trabajado, debido al complicado proceso de ingeniería que lleva, la necesidad de nuevas interacciones físicas entre el reloj y el cuerpo humano y porque es el único de sus productos que  luce más como un objeto del pasado que del futuro.

En sus pruebas, tal como lo dieron a conocer en el día del evento, se dieron cuenta que usar el reloj de forma táctil no solo tapa la pantalla, sino que era difícil debido a que es pequeña, por lo que tomaron la decisión de incluir  el botón de la “corona digital”, para ir a la pantalla de inicio, hacer acercamientos y pasar de una app a otra.

Debido a que los relojes son sinónimo de moda y funcionalidad, Apple presentó tres colecciones en donde muestran su pasión por los detalles, cada una hecha con diferentes materiales y con siete modelos para escoger con la que se apegue al gusto de los usuarios.

Apple utilizó como parte de su estrategia para diseñar al reloj, invitar a historiadores de relojes para que hablen acerca de la filosofía de los instrumentos para medir el tiempo, siendo Ive uno de los más interesados, sobre todo en la parte en que se convirtieron en dispositivos vestibles. De hecho, él mismo citó que llevó siglos para que encuentren que su lugar ideal era la muñeca  y una vez establecido, ya no cambió y es el mejor lugar para esta tecnología.

Fuente: Businessweek