Bajas ventas del iphone XS en China hacen que Tim Cook visite el país

Además está el escándalo del espionaje en equipos de Apple

China es un mercado muy importante para Apple y uno de los más difíciles, dado que ha estado perdiendo presencia en ese país y las ventas del iPhone XS no han sido las esperadas, motivo por el cual Tim Cook tomó el avión y se fue a visitarlo.

En un mes lleno de lanzamientos, no solo hay preocupación por el problema del supuesto espionaje chino, el cual fue negado por Apple, sino por el problema comercial que hay entre ambos países, al no haber un acuerdo comercial amigable de parte del Presidente Trump, en donde Apple se ve afectado.

Apple fungiría como un representante de buena voluntad ante las autoridades chinas, en ese problema. La idea es encontrar un beneficio mutuo en donde todos ganen y ayudar con el desarrollo de Shanghai, en donde la marca sería el enlace entre Estados Unidos y China.

Tim Cook resaltó  a su vez que Shanghai siempre ha demostrado un gran apoyo y buen servicio para el desarrollo de su empresa.

Sin embargo, al CEO de Apple lo que le interesa es salvar las ventas potenciales en el mercado más grande del mundo, sobre todo ahora, donde existe una fuerte actitud negativa hacia los productos de Estados Unidos, ante las acusaciones de que espionaje chino y los problemas comerciales, producto de las leyes impuestas por Estados Unidos ante el nuevo gobierno, además del alto precio (casi dos mil dólares), en que se vende el iPhone XS Max, lo que ha  hecho que las ventas “sean decepcionantes”, según afirman algunos canales de venta locales.

Cook debe estar preocupado, ya que con ese precio, se entiende que la gente prefiera comprar dos Huawei de gama alta y le sobre dinero para ir a cenar, en vez del iPhone XS Max.

Con información de  The Washington Post