Boicot comercial a Facebook por no moderar publicaciones racistas y discursos de odio

Starbucks, Verizon, Coca-Cola, Unilever ya no publicarán en la red social

Desde la semana pasada y como producto de la campaña “detener el odio por ingresos”, varias empresas han decidido suspender la promoción pagada de sus productos o servicios en Facebook, lo que ha hecho que la marca pierda miles de millones de dólares y no solo en Estados Unidos, donde originalmente se ha dado a conocer este suceso.

Si bien es un movimiento temporal, es lo suficientemente fuerte para hacer un llamado contundente  a que la red social deje de promover contenidos relacionados con discursos de odio, ya que no son moderados de forma adecuada o de ninguna forma. También esto pasa con publicaciones racistas.

El boicot es organizado por la Liga contra difamación, la NAACP, Color of Change, Free Press y otras organizaciones de justicia social, quienes en una publicación piden a las empresas que se solidaricen con los valores americanos de libertad, equidad y justicia, para que Facebook entienda que las ganancias no valen nada si promueven el odio, racismo, antisemitismo, violencia y  fanatismo.

Las políticas de moderación de Facebook en cuanto a amenazas violentas, desinformación, discursos de odio pretenden durar todo julio. Hasta ahora se han unido Unilever, Verizon, the North Face, Patagonia, Ben & Jerry’s, Magnolia Pictures, Honda, Hershey, Dockers, Mozilla, Levis, Starbucks, Coca-Cola entre otras.

Starbuck es de las más recientes que soporta este movimiento, indicando que los líderes de empresas y los moderadores deben unirse para hacer el cambio. Por lo pronto detendrán publicaciones pagadas por publicidad en redes sociales mientras deciden cómo manejar con sus socios de medios y organizaciones de derechos civiles, para continuar que crezca el discurso por odio. En YouTube la marca seguiré presente y también en redes sociales, pero solo publicando contenidos y no publicidad.

Coca-Cola decidió detener toda la publicidad en sus redes sociales a nivel mundial el primero de julio. En ese lapso pensarán los estándares que emplean en su publicidad así como sus políticas para determinar los cambios que tengan que hacer en forma interna y lo que esperan de sus socios de medios, para evitar el odio, violencia y contenido inadecuado, esperando acciones y transparencia de su parte.

Verizon declaró que siguen políticas estrictas en contenidos y no hay tolerancia cuando se violan, por lo que pondrán pausa a su publicidad con Facebook, hasta que la red social  diseñe soluciones aceptables que los hagan sentir cómodos y coherentes con las medidas tomadas en Youtube y otros socios. Verizon hasta el 20 de junio ya había destinado en publicidad dos mil millones de dólares en Facebook e Instagram.

En el caso de Unilever no invertirá en publicidad en lo que resta del año en Facebook, Instagram y Twitter. La importancia de esta marca es que es la dueña de varias empresas de productos para el hogar en belleza y limpieza como  Hellmann’s y Dove, quien suele invertir más de mil millones de dólares anuales. Dicho presupuesto ahora se empleará en otras plataformas.

Unilever considera que el panorama cultural actual plantea una nueva responsabilidad para las marcas, las cuales deben aprender, responder y actuar para convertirse en un medio confiable y seguro  en el ecosistema digital, por lo  que usar dichas redes no agregar´valor a la gente y sociedad.

Facebook se defiende indicando que gastan miles de millones de dólares para mantener la comunidad segura y con expertos que revisan sus políticas aunque reconocen que aún hay trabajo por hacer y seguirán trabajando con grupos de derechos civiles entre otros, para desarrollar más herramientas, tecnologías y políticas para combatir estos problemas.

Como consecuencia de estas decisiones, las acciones de Facebook descendieron al menos un 7%. La red so ial obtiene el 99% de sus ingresos por  publicidad, por lo que se verá fuertemente afectada. Por ahora Facebook realizará algunos cambios pero no lo suficientemente relevantes como para detener el boicot, ya que la red social sigue dejando pasar comentarios racistas, brutalidad policiaca y otros eventos que no ha moderado de forma correcta, entre esos algunas declaraciones del presidente de ese país.

Con información de  starbucks, “Stop Hate For Profit”, Coca-ColaCNBC, The Wall Street Journal y Vox