Crecen ciberataques a nivel mundial

Los ciberataques se han disparado un 150%

La ciberseguridad enfrenta hoy uno de sus más grandes retos luego de que la crisis sanitaria cambió los paradigmas de desarrollo del mundo e inclinó la balanza a un mayor uso de los sistemas digitales.

Con el incremento de usuarios que recurren a los servicios ofrecidos en internet también se ha dado un importante crecimiento de los ciberataques, al grado de dispararse en más de 150% a nivel mundial durante los últimos 12 meses, según datos registrados por Thales y la Agencia Francesa de Seguridad de Sistemas de Información (ANSSI).

Al detonarse el uso de los servicios digitales, inevitablemente los grupos de piratas informáticos vieron una gran oportunidad y por lo mismo han organizado y estructurado gradualmente sus operaciones de la misma manera que las pequeñas o medianas empresas.

De esta manera, sus nuevas organizaciones incluyen departamentos de I+D para mejorar la efectividad de sus ataques cibernéticos y desarrollar técnicas innovadoras y perfiles de ataque, así como departamentos de recursos humanos para reclutar nuevos perfiles de piratas informáticos, además de departamentos legales para negociar acuerdos financieros con las víctimas de ataque.

Ante el hecho de que toda información que manejemos a través de los servicios digitales está expuesta a malwares cada vez más evolucionados, es evidente que la solución no es dejar de utilizar estos servicios, sino aplicar medidas de seguridad que protejan tanto la identidad digital como la información personal que intercambiamos en cada una de nuestras operaciones.

Es evidente que conforme pase el tiempo, la interconectividad entre todas las operaciones, desde la producción en serie de una fábrica, hasta el manejo y conducción de un vehículo, serán cada vez más necesarias.

Para ello, una estrategia que resulta eficiente es la simulación de ataques cibernéticos en activos vitales para comprender mejor los riesgos. Al final de cuentas como dice el refrán “piensa mal y acertarás”. No se trata de adquirir una visión pesimista que incrementa el temor a operar en las redes, sino de anticiparse a cualquier riesgo, por muy mínimo o lejano que parezca.