fbpx

Google recolecta datos de salud sin permiso de usuarios

Serían obtenidos desde ‘Project Nightingale’

Todo uso de productos de Google implica que se recolectan datos. Por lo general esto se hace saber a los dueños de usuarios en los términos y condiciones de uso. Pero en el caso de Project Nightingale, no se dio a conocer a los usuarios.

Es de entender que en proyectos relacionados con salud y bienestar, es necesario recopilarlos para ofrecer consejos, registros, recordatorios, etc, pero en el caso de Google, al tener cautivos a todos los usuarios de diferentes productos y servicios, les sirve para poseer ventaja sobre la competencia.

Según informa The Wall Street Journal, Google durante meses recolectó información privada de millones de usuarios de salud en los Estados Unidos sin su consentimiento. Los datos fueron para hacer viable “Project Nightingale”, en donde trabaja junto con Ascension, una de las organizaciones de cuidado de la salud más grandes en ese país.

Entre los datos obtenidos de los pacientes se encuentras, nombre, fecha de nacimiento, diagnósticos, registros de hospitalización entre otros datos personales.  150 empleados son los responsables de administrar todos los datos recolectados y lo peor, es que ni siquiera los doctores de los mismos se enteraron del acceso a los registros médicos.

Google estaría trabajando en crear una máquina de búsqueda para el sistema de salud en este caso, de su socio, es decir, un buscador médico, en donde los doctores de forma fácil tengan acceso al historial clínico. De ser exitoso se implementaría a todo el sistema de salud, con la consiguiente pérdida de confidencialidad en el manejo de los datos.

Google se defiende que toda la información recolectada de los pacientes siguen los lineamientos de privacidad de la HIPAAs, que evitan que se compartan con terceros.  Pero al estar en la nube para facilitar el acceso a una suite disponible a doctores y enfermeras, llega riesgos en la seguridad.

Con información de The Wall Street Journal y The Verge