Samsung manipula resultados de rendimiento de las Galaxy Tab S8 en Geekbench

Geekbench prohíbe las tabletas de sus bases de datos

Geekbench es una herramienta de referencia que mide el rendimiento real de los dispositivos móviles a base de varias pruebas donde al final publica que smartphone o tablet es la más potente del mercado. Es por ella que la plataforma es muy popular entre la comunidad Android, en el cual pueden medir el rendimiento y potencia de su teléfono con tan solo instalar una aplicación.

Hace poco Geekbench decidió expulsar las nuevas tabletas premium de Samsung de su base de datos, es decir, las Galaxy Tab S8, Tab S8+ y Tab S8 Ultra. Se dice que estas tabletas utilizaron técnicas para mejorar los resultados de benchmarking.

En concreto, Samsung restringe el rendimiento de las Galaxy Tab S8 para evitar el sobrecalentamiento en más de 10,000 aplicaciones. De hecho, se ha detectado que la empresa coreana tiene una función integrada en las tabletas llamada Game Optimizing Service (GOS), que reduce artificialmente te el rendimiento cuando sea necesario.

Esta característica se deshabilita cuando se ejecuta una herramienta de referencia como Geekbench. Se explica que el procesador funciona en plena potencia, pero no refleja su uso real. Esto da como resultado que Samsung hace trampa y puede manipular el rendimiento real, con resultados no consistentes.

Se dice que con GOS desactivado, las tabletas Galaxy Tab S8 aumentan su rendimiento un 24% en un solo núcleo y el 11% en multinúcleo, por lo que los resultados están disfrazados.

Esta función de Samsung viene por defecto en la interfaz One UI y funciona independientemente del procesador. Por esta acción Geekbench ha decidido quitar de su base de datos a las nuevas tabletas de gama alta de Samsung, aunque esta no es la primera vez que sucede, pues los teléfonos Galaxy S han tenido el mismo destino.