Deporte en alta definición y juegos de apuestas en directo con nuestros dispositivos

La importancia de una buena pantalla

En el momento en que nos damos cuenta de que ha llegado el momento en el que tenemos que cambiar nuestro teléfono móvil, es cuando más nos fijamos en las prestaciones tecnológicas de cada uno de los modelos disponibles en el mercado. Vivimos en una época en la que el consumo de contenidos multimedia, como partidos de fútbol, entre otros, ha alcanzado el auge máximo imaginable y por este motivo, es muy importante conocer el tipo de pantalla que tiene nuestro dispositivo móvil.

Las pantallas de los teléfonos móviles de hoy en día pueden ser muy diferentes, por este motivo diferenciamos las principales a continuación:

  • Pantallas OLED: Son el tipo de pantallas que componen dispositivos de gama alta. Su principal fuente de luz son diodos y es capaz de apagar los píxeles innecesarios, lo que permite ahorrar batería.
  • Pantallas AMOLED: Las siglas significan “active-matrix organic light-emitting diode” . Este tipo de pantallas no muestran las tonalidades negras de forma tan pura como lo hacen las pantallas OLED.
  • Pantallas P-OLED: Su tecnología viene de los paneles OLED. Este tipo de pantallas acostumbran a ser más moldeables y delgadas.

Tantas son las diferencias entre un tipo de pantalla y otra, que a veces es difícil escoger cuál es la que queremos que tenga nuestro teléfono móvil y para ello deberemos tener en cuenta varios aspectos. Primeramente deberemos preguntarnos cuál será el uso que vamos a dar al terminal ya que no es lo mismo utilizar el teléfono solamente para llamar o escribir mensajes que para visualizar el resumen del partido protagonizado por nuestro equipo de fútbol y que no pudimos ver la pasada noche. Tampoco lo es si queremos conocer los resultados deportivos de los encuentros ya disputados y así saber cómo fue nuestra intuición al apostar online por determinado equipo antes de un partido. Por otro lado, la duración de la batería, el color y grosor del teléfono, su peso, el tamaño y resolución de su pantalla, son aspectos que con el tiempo estamos valorando más, por que ¿de qué nos serviría poder disfrutar únicamente de la primera parte del partido que llevamos esperando toda la semana para ver?

La resolución es un aspecto en el que nos fijamos cuando elegimos nuestro próximo dispositivo. Aún así, muchos expertos coinciden en que estos terminales no son lo suficientemente grandes como para que el ojo humano pueda llegar a apreciar la gran resolución que muchas veces presentan. Por lo tanto, que un dispositivo cuente con una mayor resolución no implica que podamos disfrutar de una visualización mejor.

Son muchos los motivos por los que cada vez más valoramos que nuestros smartphones tengan pantallas de buena calidad, ya que el tiempo de uso que invertimos sobre ellos es cada vez más evidente. Con el paso del tiempo, hemos pasado a realizar actividades con nuestro teléfono o tablet, que antes solíamos hacer a través del ordenador. Realizar compras online, ver películas, series de televisión, consultar información en el navegador, apostar de forma online, o visualizar un partido de baloncesto, son algunos ejemplos. Por este motivo, es vital que nuestro dispositivo disponga de unos estándares mínimos en algunos aspectos para poder disfrutarlos.

Las apps también tienen un papel importante sobre estas actividades, ya que no es lo mismo llevarlas a cabo a través de un navegador web que desde una aplicación expresamente diseñada para ello. No todas las marcas cuentan con una versión web adaptada a este tipo de dispositivos y el diseño y accesibilidad de las páginas web que vemos a través de los navegadores muchas veces están pensados para estos que sean consultados desde un ordenador, mientras que las aplicaciones o diseños responsive de las páginas web, están expresamente diseñadas para que el usuario las pueda consultar desde su dispositivo móvil, tablet o smart TV.

Por este motivo, dado que el uso de este tipo de dispositivos está claramente al alza, las marcas, cada vez más están diseñando su propia aplicación o versión responsive, para que la navegación por parte de los usuarios o consumidores sea mucho más ligera y fácil, ya que esto también facilita que estos tengan más ganas de interactuar. Además, todas las casas de apuestas cuentan con una versión responsive o una aplicación donde sus clientes y nuevos usuarios puedan disfrutar de los pronósticos deportivos y apuestas en vivo. De esta manera, como hemos mencionado anteriormente, el consumo por parte de los apostantes, será mucho más simple y cómo consecuencia, será más fácil fidelizar a los que hayan decidido apostar por primera vez.

Otro motivo por el cual damos cada vez más importancia a la calidad y tipología de las pantallas de nuestros dispositivos móviles, es que el usuario quiere consumir programas de televisión, series, películas y deportes desde cualquier lugar en el que se encuentre.

Para disfrutar de un buen partido de baloncesto o fútbol, por ejemplo, debemos disponer de una pantalla con una buena resolución y con una gran densidad de píxeles por pulgada y la duración de la batería en este aspecto, juega también un papel muy importante. Nuestras vidas cada vez más están siendo más ajetreadas y como consecuencia de ello estamos dejando la televisión en el olvido. Los partidos de fútbol importantes, ya no se consumen solamente en los bares, si no que muchos ejecutivos los disfrutan en aeropuertos, antes de coger su próximo vuelo o trabajadores de vuelta a casa en autobús, que ya no quieren esperar a llegar a su hogar para disfrutar de su contenido. Por otro lado, las apuestas online ya no solo se hacen a través de la pantalla de nuestro ordenador. Ahora preferimos hacerlas sentados en un parque o tomándonos una tónica en bar al que solemos frecuentar.

Por lo tanto, dado que nuestra presencia en el hogar se ha visto disminuida en los últimos tiempos, adquirir un teléfono que esté a la altura de nuestras actividades es importante y por eso hay que conocer todas las tecnologías disponibles en el mercado.