Descubre cómo asegurarte la victoria en un Juego

Algunos juegos son difíciles y se necesita mucha dedicación

Los videojuegos son cada vez más complejos. La tecnología ha avanzado tanto que los juegos de ahora no se parecen en nada en lo que fueron antaño. Además de crear unos visuales más realistas, estos avances permiten desafiar a los jugadores como nunca antes y hacer crecer su interés por este mundo. El desarrollo de los últimos años también se ha trasladado a las plataformas de juego online, que ya están preparadas para incluir inteligencia artificial o realidad virtual.

Pero, como decíamos, esa nueva tecnología incide directamente en la dificultad de los propios juegos. Hay que reconocerlo: algunos títulos son realmente difíciles de terminar y se necesita mucha dedicación, esfuerzo y habilidad para superarlos. Los desarrolladores deben ir con cuidado, ya que esta complejidad puede resultar en dos desenlaces opuestos: o bien le motiva al jugador a jugar más o le quita las ganas de seguir intentándolo hasta el punto que buscará otra forma de entretenerse.

Si has llegado hasta aquí seguramente sea porque te preocupa más tu propio juego que las dificultades que puedan afrontar las compañías creadoras de videojuegos. ¿Qué pueden hacer los jugadores para aumentar sus posibilidades de ganar? Para empezar, seguir estos cinco consejos:

  1. Tutoriales online: Por suerte, las probabilidades de que seas la primera persona en afrontarte a un problema de un juego son bajas. Por suerte también, es prácticamente seguro que encontrarás un tutorial en Internet que te explique cómo superarlo.
  2. Practicar, practicar, practicar: Cierto, los tutoriales son útiles para pasar de una pantalla a otra o para obtener consejos generales, pero si quieres superar a tus rivales en contextos como los juegos de apuestas, no te queda otra que practicar.
  3. El poder de la mente: Ante una partida, lo peor que puedes hacer es estar nervioso y desconcentrado. Esto les dará una clara ventaja a los otros. Debes saber gestionar bien tus emociones y tus niveles de ansiedad, y lo puedes hacer a través de sesiones de mindfulness.
  4. Cuidar el cuerpo: Te habrás dado cuenta de que la famosa frase “Mens sana in corpore sano” incluye la importancia de tener también un buen estado físico. Cuidar tu alimentación y tener un buen descanso repercutirá positivamente en tu juego.
  5. Y un truquillo final: Terminamos con un toque de humor. Nuestro quinto consejo es que, si nada de lo anterior funciona, simplemente procures rodearte de novatos o jugadores peores que tú. No hay nada que te asegure más la victoria.

No hay forma de parar el desarrollo tecnológico. Y mientras los gamers serán unos de los principales beneficiados de los títulos cada vez más avanzados y complejos que salgan al mercado, estos deberán también estar preparados para enfrentarse a cualquier tipo de jugador (que, por otro lado, se va profesionalizando cada vez más).