La música electrónica y los juegos en línea: Una pareja interesante

La música y los juegos son desde hace mucho tiempo, compañeros inseparables en el mundo moderno plagado de videojuegos

La llegada de la música a los videojuegos se remonta a los años 80 donde la introducción de ciertos avances tecnológicos permitió la incorporación de pistas con alta calidad de sonido dentro de los videojuegos más populares. Algunas significativas contribuciones de músicos a la industria de los juegos incluyen a Michael Jackson, quien compuso mucha de la música del popular videojuego Sonic the Hedgehog 3, y desde entonces muchos artistas han participado en la composición y ejecución de soundtracks muy reconocidos para los fans de los juegos.

Con el avance de la tecnología, la introducción de plataformas más robustas en términos de hardware, y la creciente tendencia del streaming – especialmente en lo que respecta a a los juegos en línea – es de esperarse que la integración entre la música y los videojuegos continúe profundizándose.

La importancia de la música dentro de los juegos

La música siempre ha sido vista como un elemento influenciador. Muchos establecimientos como tiendas de ropa, concesionarios de vehículos, y centros comerciales han comprendido la importancia que la música tiene en estimular ciertas áreas del cerebro humano para propiciar una cierta acción.

Los videojuegos y las casas de apuestas en línea han comprendido igualmente la importancia de la música en crear un entorno acogedor y emocionante como parte de una experiencia de juego mejorada que puede llevar a los jugadores y apostadores a incrementar el grado de interacción que tienen con las plataformas y, como resultado, el volumen de transacciones y el tiempo que pasan en las mismas.

La casa de apuestas Codere tiene casinos y apuestas online disponibles para el público mexicano y como parte de su estrategia para mejorar la experiencia de los apostadores en el casino online, cada juego incorpora música entretenida que propicia un ambiente mucho más cercano al que el usuario tendría en un casino tradicional.

¿Cuál es el objetivo de la música electrónica en los videojuegos?

De acuerdo a un estudio reciente de IMS Business Report, más de 1.500 millones de personas escuchan música electrónica y este género es considerado como el tercero más popular en el mundo. Adicionalmente, la música electrónica es de corte neutral en lo que respecta al porcentaje de hombres y mujeres que la escuchan, ya que las estadísticas reportan que cada género compone el 50% del total. La popularidad de este género ha sido uno de los principales factores que ha atraído a los desarrolladores de juegos a seleccionarla para los “soundtracks” de los videojuegos más populares, garantizado su amplia aceptación tomando en cuenta que su público objetivo – adolescentes, jóvenes, y jóvenes adultos – tiene una inclinación positiva hacia este tipo de música.

Las emociones y reacciones específicas que la música electrónica genera en el cuerpo humano están principalmente relacionadas con el efecto de los bajos – usualmente empleados como base para las pistas – ya que estos generan vibraciones que causan distintas sensaciones en el cuerpo. Sin embargo, debido a la amplia variedad de subgéneros de la música electrónica, cada uno de ellos puede tener un uso específico dentro de la trama de un videojuego.

Por ejemplo, los géneros como el “trance” son frecuentemente usados para enmarcar momentos de profunda reflexión o de contemplación sobre alguna escena o situación, mientras que otros como el “hardcore” o el “drum & bass” pueden ser empleados con el fin de generar emociones radicales de exaltación durante episodios que lo ameriten.

¿Por qué algunos gamers prefieren la música electrónica?

La música electrónica puede ser incorporada por los gamers tanto en el ambiente del juego como en el entorno externo. A pesar de que los soundtracks de algunos videojuegos o juegos en línea incorporan este tipo de música, es bien sabido que los gamers disfrutan de la música electrónica aún cuando esta no viene incorporada en la trama natural del juego. En este sentido, los gamers podrían silenciar los sonidos internos del videojuego para dar paso a una lista de reproducción propia que incorpore música electrónica, similar a lo que algunos atletas hacen cuando se ejercitan.

En la mayoría de los casos los ritmos acelerados son los preferidos, ya que intensifican la emoción del juego e incrementan la adrenalina, lo cual puede resultar favorable especialmente en juegos que ameritan un alto nivel de concentración. Por otro lado, algunos géneros más relajados pueden ser usados en misiones que tomen un largo tiempo frente al computador, como una forma de hacer más placentero el tiempo invertido en dicha actividad.

Para cerrar

La música y los juegos son desde hace mucho compañeros inseparables. La introducción de la música en los soundtracks de los videojuegos y su posterior incorporación a ambientes en línea, como es el caso de los casinos online, ha estrechado aún más este lazo y todo indica que esta tendencia se seguirá acrecentando en los años que están por venir.