Así fue como AT&T compró en México a Iusacell y a Nextel

Ahora AT&T cuenta con más de 20.7 millones de usuarios en México

AT&T es una empresa de telecomunicaciones originaria de Estados Unidos, la cual se ha convertido en uno de los principales operadores de telefonía móvil en México. Su ingreso al mercado mexicano se remonta a 2015, cuando adquirió los clientes de otras empresas y comenzó la integración de su propia red 4G. Para lograrlo, AT&T adquirió tres compañías telefónicas previas que operaban en México: Iusacell, Unefon y Nextel. Estas empresas fueron adquiridas por AT&T luego de que Grupo Salinas, el anterior propietario, decidiera venderlas para salir del mercado de las telecomunicaciones.

La compra de dichas empresas por parte de AT&T en México, le permitió sumar casi once millones de usuarios en el país, convirtiéndose automáticamente en uno de los jugadores más importantes en el escenario de los carriers celulares en México.

La compra de Iusacell y Unefon

En noviembre de 2014, AT&T anunció la adquisición de Iusacell por 2,500 millones de dólares. En ese momento, Iusacell era subsidiaria de Grupo Salinas y se posicionaba como la tercera compañía de telefonía móvil con mayor cantidad de clientes en México. La compra de Iusacell se llevó a cabo después de que Televisa vendiera el 50% de sus acciones en la empresa a Grupo Salinas.

El CEO global de AT&T en ese momento declaró que la adquisición de Iusacell representaba una oportunidad única para acceder a una red de cobertura conjunta entre México y Estados Unidos. Además, AT&T también adquirió Unefon, propiedad también de Grupo Salinas en ese momento, como parte del paquete junto con Iusacell. Aunque AT&T eliminó los identificativos locales de muchas marcas adquiridas, Unefon logró sobrevivir y actualmente se posiciona como la marca de prepago de AT&T en México.

La adquisición de Iusacell por parte de AT&T contempló la red inalámbrica, licencias, tiendas y 8.6 millones de suscriptores.  Además, en ese momento, AT&T acababa de adquirir DirecTV, un servicio de televisión por cable, lo que fortaleció su presencia en el país.

Iusacell, primer operador celular en México

La historia de Iusacell es bastante antigua, ya que se trata del primer operador de telefonía móvil de origen mexicano. Según la página de Grupo IUSA, Iusacell inició operaciones en 1987 como una alternativa de telefonía celular en el centro del país, y fue fundada por Alejo Peralta, presidente del conglomerado que tenía experiencia en la industria del cobre.

Con el paso de los años, Iusacell adquirió varias compañías de menor tamaño que ofrecían servicios similares de telecomunicaciones, lo que permitió su expansión hacia el norte y sur de la República Mexicana, convirtiéndose en el operador más grande en territorio mexicano. Esta estrategia de expansión le permitió consolidarse en el mercado de telecomunicaciones durante algunos años, hasta la llegada y auge de Telcel, que durante más de 2 décadas, ha sido el operador celular más grande en México, el cual es propiedad del magnate multi-billonario, Carlos Slim.

La consolidación de AT&T en México

AT&T entró al sector de telecomunicaciones en México de manera significativa al adquirir Nextel, una empresa que en ese momento tenía 2.8 millones de usuarios. De esa manera, AT&T anunció la llegada de su marca con un total de 11 millones de suscriptores, que fueron resultado de la combinación de tres empresas que AT&T adquirió: Nextel, Iusacell y Unefon.

El atractivo para la inversión en telecomunicaciones surgió después de la reforma en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, cuando AT&T ingresó a México con una inversión total inicial de 7,375 millones de pesos. De esta cantidad, se destinaron 3,000 millones de pesos para la red 4G LTE.

En 2022, AT&T anunció el lanzamiento de su red 5G en México, convirtiéndose en el segundo operador en ofrecer esta tecnología en el país. Según sus reportes, la empresa actualmente cuenta con más de 20.7 millones de usuarios y es responsable del 50% de la inversión en telefonía móvil en México.