Detectan antenas de espionaje en Ciudad de México

Las investigaciones han llegado a la conclusión de que las antenas de espionaje, en general, están ubicadas en espacios cercanos a oficinas de gobierno

El espionaje de los gobiernos hacia sus ciudadanos siempre ha sido un asunto de interés, ya que es algo que sobrepasa la privacidad de la gente, por lo que es un tema delicado. En México esta cuestión no es una excepción, el gobierno nos espía con fines aún desconocidos, pero lo hace, al menos eso es lo que nos indican las investigaciones.

Una nueva indagación ha revelado que, en la Ciudad de México, al menos existen 21 antenas potencialmente sospechosas que podrían ser utilizadas con fines de espionaje. Así lo ha revelado la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), donde han encontrado antenas que se hacen pasar por torres falsas de telefonía.

La investigación menciona que estas “antenas de telefonía móvil” o antenas de celular como coloquialmente se le conoce en algunos puntos de México, se hacen pasar por una estación base con el objetivo de intervenir los teléfonos celulares que se conecten a ellos. De esta manera, se puede recolectar información con facilidad sin que el usuario este enterado.

El análisis fue realizado por el equipo chileno South Lighthouse, el cual analizo alrededor de 1801 antenas ubicadas en distintos puntos de la Ciudad de México. No obstante, el lugar donde se concentra la mayor cantidad de anomalías está ubicado en el municipio de Amecameca, y otra más en el área metropolitana de la ciudad.

Las investigaciones han llegado a la conclusión de que las antenas de espionaje, en general, están ubicadas en espacios cercanos a oficinas de gobierno y cuarteles militares. Por el momento no se sabe quién está detrás de las antenas falsas, aunque se ha confirmado que entre los datos que pueden tener de los usuarios se encuentra el número IMEI de un celular, el historial de llamadas, mensajes de texto o los archivos del teléfono.

Esperamos que a lo largo de los próximos días se pueda tener más información al respecto, pues esto es considerado un acto ilegal, ya que está interviniendo comunicaciones privadas de los ciudadanos con el fin de mantener información privilegiada con fines desconocidos.

Con información de UnoCero