Drones detectan personas sospechosas de enfermedad y desinfectar la ciudad

La tecnología ayudando a mejorar la salud

La tecnología siempre ha estado al servicio de la humanidad, pero no siempre se ha hecho buen uso de la misma. En este caso, los usos de los drones han venido a servir como un apoyo contra el virus que ha atacado a nivel mundial.

En estas épocas que por momentos parece que uno vive en una película de suspenso, en Australia se prueba una forma de detectar el virus con ayuda de drones, que bien puede ser que sea replicado en otros países.

La idea es detener el virus. El fabricante de drones Draganfly trabaja en una tecnología que incluye sensores térmicos dentro del mismo. Con ayuda de un sistema inteligente de cómputo, para monitorear temperatura, corazón y respiración de las personas desde la distancia. También ve si la persona estornuda en una gran audiencia o lugar en sitios donde las personas se reúnen o trabajan.

Esta iniciativa es parte del proyecto The Vital Intelligence, hecho con la University of South Australia y el Australian Department of Defense. Al ser su socio, su trabajo al considerarse drones pandémicos, es detectar personas infectadas con condiciones respiratorias para aislarlas…aunque su presencia sería muy limitada.

A una distancia de 60 metros puedes detectar a una persona, por lo que no es necesario acercarse. Uno de los problemas por ahora es que es necesario validar los datos que se obtenga, debido a lo novedoso del método.

Según dio a conocer DJI, los usos de los drones en el área de salud son principalmente cuatro:

Inspección y difusión

Los drones se han convertido en poderosas herramientas para visualizar áreas extensas y comunicarse en zonas complicadas. Con los drones, los oficiales pueden escanear eficientemente un área y emitir un mensaje, como ponerse la máscara o permanecer dentro si el área está infectada. Todo ello manteniendo simultáneamente a los oficiales alejados del contacto cercano con personas potencialmente infectadas. En España se han usado para controlar el aislamiento o avisar a la gente que deben respetar la cuarentena

Entrega de suministros críticos

Ante el riesgo de una pandemia, los gobiernos locales a menudo han alentado a los ciudadanos a limitar su exposición y a permanecer en sus hogares. Esto ha puesto en tensión los sistemas de entrega de paquetes y alimentos. Si bien las entregas de paquetes de drones no están todavía a gran escala, han demostrado ser una forma eficiente y sin contacto de entregar suministros médicos críticos.

Desinfección de áreas comunes

Hay pruebas de que el virus puede sobrevivir en superficies duras (es decir, sillas, mesas) en cualquier lugar desde unas pocas horas hasta varios días. Esto hace que los espacios públicos previamente ocupados por los infectados, como autobuses, parques, etc., supongan un riesgo de infección para los demás.

En un esfuerzo por desinfectar los espacios públicos y evitar la propagación de COVID-19, las autoridades sanitarias locales han ensayado formas de desplegar drones de fumigación agrícola para desinfectar esas zonas de manera más eficiente. Anteriormente utilizados para la agricultura, estos drones están llenos de desinfectantes en lugar de pesticidas, y se utilizan para rociar toda la zona pública.

 Los drones pueden cubrir 100,000 m2 en una hora con un tanque de pulverización de 16L. Este es caso de Mérida donde se usa con dicho fin.. En México, en concreto en Yucatán, sirve para desinfectar áreas de tránsito.


Revisión de temperatura

Como todo el país de China ha implementado medidas para limitar la propagación de COVID-19, la mayoría de los complejos habitacionales y otros edificios han implementado un simple proceso de control de temperatura antes de admitir a los visitantes en el edificio. Esta ha demostrado ser una medida simple, pero efectiva, para detectar personas potencialmente infectadas.

Algunos equipos están usando drones equipados con cámaras infrarrojas para probar las mediciones de temperatura. Mientras que estos drones se usan comúnmente para operaciones de seguridad pública o inspecciones, con la calibración adecuada, estos drones pueden ayudar a medir la temperatura corporal.

Después de que el equipo de ingenieros de DJI probará diferentes formas de calibrar las cámaras infrarrojas aéreas para medir la temperatura corporal, los resultados mostraron que, instalando un cotonete de algodón dentro del campo de visión de la cámara térmica, la cámara puede obtener una lectura precisa. La cámara calibrada del dron puede entonces ser usada para medir la temperatura corporal mientras el oficial permanece a una distancia segura. Aunque los resultados son alentadores, es esencial mencionar que esta solución no está diseñada para ser utilizada en procedimientos médicos estándar, y para obtener datos utilizables, el proceso de calibración debe seguir el procedimiento estrictamente.

 Con información de diyphotography y DJI