Las telecomunicaciones en México representaron el 57% de los ingresos en 2021

Telcel sigue siendo el operador con mayores ingresos

La reconcentración de ingresos en favor del AEP-T representa un riesgo para la evolución favorable del segmento móvil e inhibe los incentivos para el despliegue y expansión de redes de nueva generación. La reciente llegada y eventual consolidación de servicios 5G en nuestro país, máxime que el AEP-T cuenta con condiciones más favorables que el resto de sus competidores, tras el reciente reacomodo de espectro que le fue autorizado por el IFT en la banda de 3.5 GHz.

Para el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) el amplio dominio del AEP-T en materia de participación de ingresos del segmento móvil y la creciente tendencia de reconcentración de dicho mercado, son factores preocupantes que no deben pasar desapercibidos para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El IDET realiza un respetuoso llamado al IFT para que analice a profundidad la elevada concentración que prevalece en el segmento móvil de telecomunicaciones en México, así como sus implicaciones negativas para la competencia y los usuarios. Las licitaciones de espectro radioeléctrico para servicios móviles u otros aspectos relevantes para el sector.

En el año 2021 los ingresos acumulados totales del segmento de telecomunicaciones móviles tuvieron un crecimiento anual del 4.7%, de acuerdo con cifras reportadas por The CIU, recopiladas a partir de información publicada por los operadores a sus inversionistas.

Lo anterior, al registrar un acumulado de ingresos del orden de los $300,038 millones de pesos (mdp), cifra que representó un 57% de los ingresos anuales de todo el sector de telecomunicaciones en nuestro país. El AEP-T operador concentró el 71.2% de los ingresos totales del segmento móvil en el 4T-2021, para continuar con la reiterada tendencia de reconcentración de ingresos que se observa, al menos, en los dos y medio años posteriores a la aplicación de medidas de regulación asimétrica.

Telcel generó ingresos 0.7% más altos en su comparativo anual durante el 4T-2021, siendo el único operador tradicional que registró una trayectoria positiva en dicho periodo. En contraste, AT&T registró un descenso de 3.8% en sus ingresos, para alcanzar una proporción de 18.7% del total del mercado, mientras que Telefónica Movistar obtuvo una cifra 8.7% inferior, para contabilizar el 8.2% del total de los ingresos móviles.