No creas estos mitos que hay sobre el 5G

Los mitos más comunes que hay sobre el 5G

Numerosos estudios muestran un creciente interés por el 5G. De hecho, según GSMA, las conexiones 5G superarán los mil millones en el 2022 y los 2 mil millones en el 2025. Y se espera que, a finales de 2025, 5G representará más de una quinta parte del total de las conexiones móviles, y que más de dos de cada cinco personas en el mundo vivirán al alcance de una red 5G.

5G liberará las capacidades para que nuestra sociedad tenga un mejor desempeño y mejorará diversos aspectos de nuestras vidas, desde practicar cirugías hasta alojar ciudades inteligentes y autónomas. A medida que 5G se va extendiendo por todo el mundo, aquí están tres conceptos erróneos comunes, y las consiguientes verdades sobre la tecnología.

Mito 1: 5G sustituirá a 4G: “Una vez que 5G comience a operar en mi país, mi teléfono viejo será inservible”

Realidad: Las actualizaciones de la tecnología son necesarias, ya que los nuevos desarrollos mejoran el uso para todos los usuarios. Sin embargo, una de las fortalezas de la progresiva red 5G es que coexiste con las redes y servicios 4G existentes. Por lo tanto, los dispositivos programados anteriormente para la red 4G no se volverán obsoletos con la implementación de 5G, sino que mejorarán.

Mito 2: 5G sólo se requiere para las necesidades de los consumidores como los videojuegos, el streaming o la realidad virtual

Realidad: Aunque los videojuegos, el streaming y la realidad virtual se beneficiarán de 5G, la tecnología también será compatible con una amplia variedad de aplicaciones empresariales. 5G proporciona velocidades más rápidas, latencia ultrabaja, mayor fiabilidad, privacidad, seguridad y disponibilidad – todos fundamentales para cualquier empresa. 5G es el catalizador detrás de Edge Cloud, que es un ecosistema de nube que integra activos de almacenamiento y computación ubicados en el borde de la red – más cerca de los usuarios.

Mito 3: Las redes cableadas (fijas) no tienen nada que ver con 5G

Realidad: Aunque se les presta mucha atención a los aspectos inalámbricos de 5G, las redes cableadas son fundamentales para habilitar y optimizar el rendimiento de 5G. Por lo tanto, las redes cableadas evolucionarán paralelamente con las arquitecturas inalámbricas. La promesa de 5G de optimizar la utilización de la red es significativa y necesaria para satisfacer las necesidades crecientes de los consumidores y las empresas en todo el mundo, y específicamente en América Latina.

La actualización de la tecnología aprovecha las redes 3G y 4G existentes, las cuales se han utilizado durante casi dos décadas, al mismo tiempo que mejora los sistemas existentes para atender a las nuevas demandas y los cambios en el uso de Internet.