¿Por qué acudir a la portabilidad móvil?

En tiempos de crisis, los usuarios de telecomunicaciones cuentan con diversas herramientas para defender su bolsillo y contratar a las empresas que mejor respondan a sus necesidades de servicios. La portabilidad numérica es uno de los instrumentos que permiten a los clientes de telefonía celular cambiar de compañía sin perder el número de línea.

En países como Argentina o México, la portabilidad móvil funciona desde hace una década. Se trata de un régimen establecido mediante la resolución 98/2010 de la entonces Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) que determina el derecho de los usuarios de telefonía móvil de cambiar de compañía sin perder el número de celular.

Desde entonces, todas las personas que utilizan los servicios móviles que no están conformes con la operadora de la que son clientes, pueden solicitarle a otra compañía el traspaso en un trámite que, como mucho, puede extenderse hasta 48 horas hábiles.

¿Qué es la portabilidad numérica?

¿Cómo se ejerce el derecho a cambiar la compañía proveedora de los servicios de telecomunicaciones sin perder el número de teléfono original? El cliente interesado tiene que ponerse en contacto con la compañía a la que quiere cambiarse a través de las vías que disponga cada empresa en particular.

Por lo general, las operadoras móviles suelen habilitar esta posibilidad mediante diversos canales, que van desde acercarse a una sucursal, llamar a un 0800, o también comunicarse con un número determinado en el que se dejan los datos para que, luego, la compañía se ponga en contacto. Todo esto, sin olvidar la posibilidad de hacerlo online.

El trámite es sencillo y gratuito. Una vez que el cliente brinda los datos requeridos para el traspaso de compañía y tiene el chip en su poder, se inicia el proceso de portación numérica. El usuario recibe un PIN para validar el trámite y, una vez aprobado, en un plazo de 48 horas hábiles se concreta el cambio de portabilidad a altas horas de la madrugada.

Las operadoras móviles también solicitan, en el momento en que se presentan los datos para efectuar el traspaso, el plan elegido para activar una vez que se concretó la portabilidad en línea o de manera presencial. Este punto es en el que deben prestar atención los interesados, porque es cuando tienen que observar las ventajas que les ofrece la compañía a la que se cambiarán.

Beneficios de la portabilidad

Algunas operadoras suelen ofrecer descuentos durante determinada cantidad de tiempo solo por el hecho de haber optado por la portabilidad; otras suman a ese beneficio la posibilidad de usar algunas redes sociales sin que impacte en el consumo de datos.

A esto se suman otros beneficios, como la posibilidad de contar con gigas adicionales, que en ciertos momentos suele ser una gran ventaja para continuar conectado con el trabajo, con la familia o, simplemente, por diversión. Los beneficios por elegir la portabilidad son variados y están diseñadas para atraer el interés de los clientes de la competencia.

Tanto los clientes que pagan abono como quienes acceden al servicio móvil a través de la modalidad prepaga tienen el mismo derecho a la portabilidad numérica. Es lo que explica que las operadoras de telefonía móvil discriminen claramente en sus páginas web qué planes existen para los nuevos clientes que hayan optado por la portabilidad.

Por eso, vale insistir, siempre es importante para los usuarios que estudien las variantes de cada uno de los planes para que ese cambio les resulte conveniente, especialmente a su presupuesto, en tiempos donde cuidar cada centavo es prioritario. Acceder al mejor plan de portabilidad numérica puede ayudar a los clientes en su economía doméstica.