FaceApp de nuevo en tendencia por cambiar de género

Su uso tiene serias implicaciones en la privacidad del usuario

Hace caso un año, era tendencia el uso de Faceapp por convertir en viejito  al subir una foto actual. De nuevo resurge esta vez porque deja a los usuarios verse como el género opuesto. Sin embargo, en ambos casos los usuarios están comprometiendo su privacidad.

A pesar de que todavía gente cree en el bolo de “no permito que Facebook tome mis datos …etc etc”, siguen sin leer el uso de los términos y condiciones de apps y juegos que otorgan los permisos que no desean darle a Facebook, pero que su uso tácitamente lo permite.

Ese cuidado no se tiene con estas apps virales en donde se pueden bloquear los mismos, aunque toda app o juego que pida meter algún dato personal para acceder, debe ser descartado.

Faceapp es un producto de la empresa rusa Wireless lab, que actualizó sus términos y condiciones de la app en donde emplea el deepfake con fines de entretenimiento, en este caso, convirtiendo  a hombres en mujeres y viceversa.

Cuando se acepta usar esta app, se permite que el sistema registre el IP del smartphone, la página web que se ha visto, la actividad online que se realiza, como lo es las páginas visitadas, tiempo y duración de los accesos para enviar dichos datos a “terceras partes”, para comercializarla, aunque sea de forma anónima.

Entre los datos que recolectan están los datos de acceso de la red social o plataforma, tu nickname, nombre y apellido, lista de amigos, sistema operativo de tu smartphone, fabricante, modelo, ID del equipo, tokens, usuarios de Google o de Apple, tipo de navegador, resolución de pantalla,  país, uso de tu equipo, acciones que haces en la app y sus sitios incluyendo las páginas o pantallas que ves, tiempo que se usan, navegación en las mismas, información metida en las mismas, tiempo de acceso y esos datos se le pasan a otras empresas externas además de que se almacenan en sus cookies, entre otras tecnologías.

El atractivo de ser gratuita pasa por alto prácticamente a la seguridad, ya que nadie entra a leer que permisos se le otorgan, antes de instalarla. Es recomendable emplear apps como AppCensus que revisan las políticas de privacidad de diversos sitios si se tiene duda. Si se está de acuerdo con los mismos, entonces proceder a su instalación, aunque hay personas que meten imágenes de otras en sus equipos y excepto por dicha imagen, esas personas no tendrán el problema de dar sus datos.

Siempre que se proceda de esta forma, el usuario pierde el control de sus datos, dejándolos a la voluntad de la empresa y sin considerar que en malas manos puede uno ser objeto de un chantaje, como sucede con el deepfakeo  desbloquear tu equipo/accesos laborales o de seguridad con tu rostro . Así que no caigas en la tentación y advierte a tus conocidos.

Con información de El país y  política de privacidad de FaceApp