Uber Eats apoyará a los restaurantes y socios repartidores y comensales de América Latina, ante el COVID-19

Permite órdenes sin costo de entrega y estrategias de promoción y marketing.

Uber Eats anunció esfuerzos para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, así como a los propietarios y operadores de restaurantes independientes, frente a los desafíos sin precedentes que enfrenta la industria restaurantera por la propagación del COVID-19.

Desde el 18 de marzo, con el fin de generar una demanda incremental para los restaurantes locales y PyMEs en América Latina, y así ayudar también a las personas que necesitan acceder a la entrega de comida a domicilio, Uber Eats brindará apoyo para que los usuarios de la aplicación tengan una alternativa para ordenar comida sin costo de envío para un grupo de establecimientos, incentivando así a los usuarios a pedir comida en pequeños y medianos negocios. Aunado a ello, a través de la aplicación de Uber Eats y de marketing por correo electrónico, se impulsará incrementar la visibilidad de estos locales. Esta medida beneficiará a más de 30 mil restaurantes que usan la aplicación de Uber Eats.

Además, en estrecha colaboración con grandes cadenas de restaurantes, se impulsarán iniciativas financiadas en conjunto para servir lo mejor posible a los comensales.

A partir del lunes, 23 de marzo, restaurantes pequeños y medianos en mercados seleccionados podrán elegir la opción de recibir pagos diarios, en vez de semanales.

Adicionalmente, la compañía implementará un proceso simplificado para que los restaurantes que cumplan con los requisitos de calidad puedan darse de alta en la plataforma de Uber Eats sin la necesidad de una tableta. La compañía está trabajando en estrecha colaboración con los gobiernos de las ciudades donde operan para respetar cualquier cierre obligatorio o restricción aplicable durante este tiempo.

Durante la pandemia del COVID-19, Uber ha actuado en más de 60 países para apoyar a los usuarios, socios repartidores, socios restauranteros y socios conductores. Los esfuerzos incluyen la asistencia financiera a los socios conductores y repartidores a los que se les ha diagnosticado COVID-19 o a los que una autoridad de salud pública les ha pedido que se aíslen.

 Uber Eats también ha iniciado una campaña de sensibilización de los usuarios sobre la entrega de alimentos sin contacto; ha proporcionado recomendaciones a los socios restauranteros y socios repartidores para promover que todas las órdenes estén debidamente selladas en envases a prueba de manipulaciones.