Muere segundo empleado de un almacén de Amazon Estados Unidos

por COVID-19

Los servicios de paquetería y tiendas de comida y otros productos de consumo, son considerados esenciales durante la Pandemia, sin importar el país. Es por eso que en México la Secretaría de Salud y los gobiernos federales y estatales en México, han pedido que se tomen las máximas medidas de higiene. Se desconoce si en nuestro país Amazon las cumpla, porque en EStados Unidos no lo hizo desde el comienzo y ya ha muerto el primer empleado de un almacén.

Recordemos que Amazon despidió a los trabajadores que protestaron por falta de medidas para evitar contagios en los almacenes de Nueva York y dejó sin sueldo a la población en riesgo que quiso quedarse en casa, dejando trabajar con síntomas a los empleados si querían permanecer en sus puestos, aunque esta medida ya no se sigue aplicando.

Se ha reportado que no es posible hacer “sana distancia” en estos sitios, a pesar de que tardíamente se han implementado controles de temperatura y dado gel a los trabajadores. Como resultado, hay al menos 29 casos confirmados, solo en la sucursal Staten Island, en el lugar denominado JFK8. La muerte del empleado fue confirmada a The Verge por Amazon.

Este empleado estuvo laborando hasta el 5 de abril, luego de ser mandado a cuarentena, poniendo en riesgo a sus compañeros; el día 11 fue notificado de ser positivo a COVID-19. Se trató de un director de operaciones  quien falleció el 31 de marzo, pero el 1 de abril murió otro en California y solo cerró un almacén en Kentucky… solo por orden del gobernador de dicho estado.

JFK8 fue el primer sitio en donde protestaron los trabajadores, logrando hacer algunos cambios en los procesos. Tal vez por la cobertura mediática del caso, Amazon anunció en su reporte de ganancias, que invertirá $4mil millones de dólares en su respuesta al COVID-19, mas no dijo que sea en sus ubicaciones, los cuales requieren contactos cercanos.

Se desconoce la cantidad exacta de trabajadores enfermos entre los diversos almacenes, aunque de forma oficial se dice que son 130, en donde la mayoría se concentraría precisamente en JKF8 con docenas. En su defensa, la empresa dijo que es menos del porcentaje estimado local y que los casos entre cada almacén no están conectados. Previamente, a nivel internacional, fue  en Italia se reportaron los primeros afectados.

En Francia se cerró desde el 16 de abril sus almacenes, después que la corte emitiera la orden de que no permite la venta de productos no esenciales.

Debido a esto, la empresa ha contratado en semanas recientes 175 mil empleados, para cubrir la demanda de compra de sus clientes. Como resultado, hay muchos empleados en cada almacén.

Los directivos de Amazon respondieron de forma agresiva a las peticiones de los trabajadores que desde el comienzo de la pandemia escribieron para expresar sus temores, al mencionar que las condiciones laborales violaban las leyes. En total se conocen al menos cinco casos de despidos injustificados por este causa.

Finalmente se dio a conocer la renuncia de Tim Bray, uno de los vicepresidentes, que no está de acuerdo con las condiciones de despido de los trabajadores, indicando que es una empresa tóxica de la cual no desea ser parte, aunque significa la pérdida económica y sobre todo de condiciones laborales que ama. Sin duda, la avaricia puede más que la seguridad.

En México también ocurre lo mismo con algunas empresas privadas de diversos giros, en donde aún con trabajadores enfermos o con riesgo de enfermar, acuden a laboral en plena etapa 3 de la pandemia, aunque no sean de empresas esenciales.

Con información de The Verge