fbpx

Nokia cancela el servicio de Ovi Música ilimitada

El servicio de música ilimitada de Ovi, que estuvo activo desde 2008, comenzando en Inglaterra -y que permitía la descarga de pistas ilimitada durante un año en algunos dispositivos seleccionados- ha sido cancelado en 27 países. En China, India e Indonesia se seguirán vendiendo equipos con el servicio por un año, mientras que esta posibilidad de descargas ilimitadas por 6 meses estará aún disponible en Brasil, Turquía y Sudáfrica.

Una cuestión a considerar es que a diferencia del servicio ilimitado de Zune, una vez que la suscripción de Ovi caducaba te podías quedar con la música… pero sólo la podías escuchar en tu teléfono Nokia, sin posibilidad de transferirla. Desafortunadamente, parece ser que el costo añadido al adquirir un equipo con este servicio era lo suficientemente alto como para disuadir a los compradores de adquirirlo: en la mayoría de los países no tuvo el éxito esperado y por eso se anuncia su terminación en varios mercados.

Es importante señalar que las principales compañías disqueras –Vivendi’s Universal Music, EMI, Warner Music Group y el departamento de música de Sony– estaban dentro del proyecto. Sin duda, es una lástima la cancelación de tan grande esfuerzo. Pero la tendencia mundial entre los usuarios es inequívocamente, hacia la descarga de pistas sin protección, esto es que no sean DRM para transferirlas entre tus dispositivos.

Sin embargo, es evidente que Ovi Música ilimitada no fue un fracaso total: en dos de los países más poblados del mundo -China e India- seguirá funcionando de manera completa. Y para el ámbito latinoamericano, nuestros hermanos brasileños también se continuarán beneficiando de esta promoción. Lástima que en México “no pegó”, pero tampoco fue que lo hayan ofrecido en demasiados equipos.

Si tienen un teléfono Nokia comprado con el servicio de Ovi Música ilimitada no se preocupen, aún tendrán acceso para descargar canciones hasta que éste caduque. Siéntanse libres de seguir haciéndolo de manera legal.

Vía Reuters.