¿Qué hay que saber sobre las apps de Apuestas?

Apuesta con responsabilidad. Hacerlo en exceso causa adicción

El mundo de las apps es bastante caótico. Cuando buscas apps sobre algo, pueden aparecer resultados de creadores de cualquier parte del mundo. Es la globalización en su máxima expresión y en la mayoría de los casos, es divertido. Sin embargo, con las apps para apostar no ocurre lo mismo. En México, una compañía debe ser autorizada por la Dirección General de Juegos y Sorteos para poder ofrecer apuestas y si no tiene dicha autorización, es ilegal que ofrezca sus servicios en el país.

Por eso, lo más recomendable es buscar las apps de apuestas en portales especializados sobre juegos de azar que filtran las apps legales de las que no lo son.

No sirve cualquier app

No se trata solo de querer cumplir con las leyes de forma altruista. Elegir apps seguras, está en el propio interés del usuario. Las apps de apuestas ilegales pueden presentar los siguientes problemas:

  • Bloqueo del dinero y no poder hacer retiros.
  • Cancelación de apuestas que se iban a ganar.
  • Impago de apuestas ganadas.
  • Comercio con los datos personales y de pago del usuario.
  • Términos y condiciones de promociones confusos que llevan al bloqueo del dinero.

¿Qué interés tiene apostar si no cobras cuando ganas?

Ese es el principal problema de elegir una app de apuestas sin cuidado ni información. Por otro lado, con las apps autorizadas por la Dirección General de Juegos y Sorteos de México tienes algunas garantías:

  • La primera de ellas es que las compañías deben demostrar su solvencia y capacidad de pagar las apuestas en caso de que los usuarios pierdan.
  • La segunda es que si la compañía no se comporta como es debido, por ejemplo, no pagando las apuestas acertadas a los usuarios, estos pueden interponer una demanda ante la justicia de México y la compañía deberá responder a las autoridades mexicanas (mientras que con una app sin licencia con base en el extranjero, las posibilidades de reclamar son nulas).
  • La tercera es que las apps legales deben verificar tu identidad antes de hacer un retiro. Esto se hace para evitar el lavado de capitales, pero a ti también te garantiza que nadie que no seas tú sacará dinero de tu cuenta de apuestas.

El margen de beneficio

Ahora que ya tenemos una idea de cómo elegir una app de apuestas segura y de por qué deberíamos asegurarnos de hacerlo, vamos a explicar de forma básica cómo funciona una app de apuestas. Es importante tener claro que los intereses del usuario y de la app de apuestas son contrarios. Básicamente cuando tú ganas, la app de apuestas pierde.

Las casas de apuestas nunca pagan dos alternativas a un resultado de forma que se compensen las pérdidas. Es decir, si juega el equipo A contra el B y por el A pagan unos momios de +100 (si apuestas $100 y ganas, ganas otros $100), por el equipo B nunca pagarán también +100. Siempre pagarán menos, de modo que si el mismo usuario apuesta por las dos opciones, perderá dinero. Esa pérdida del usuario es el margen de beneficio de las casas de apuestas y es gracias a lo que vive la compañía. No engañan a nadie. Toda esta información es pública, ya que cualquiera puede ver todos los momios ofrecidos cuando va a apostar.

Los bonos no son un regalo de dinero

Por último, los bonos de bienvenida nunca tienen la intención de regalar dinero, sino algo de tiempo de juego. En otras palabras, las apps de apuestas quieren que empieces a apostar y veas que es divertido para que sigas haciéndolo. Por eso, aunque los bonos parezcan regalos de dinero, tienen términos y condiciones asociados que hacen que sea uy difícil ganar dinero con ellos. Tómatelo mejor como un pequeño obsequio de tiempo para apostar y probar el servicio.

*Las apuestas deportivas son solo para mayores de 18 años. Si apuestas, hazlo con responsabilidad. Apostar en exceso puede causar adicción.