Sanciones drásticas y veto para Rusia

La esperanza mundial es que el conflicto entre Ucrania y Rusia culmine pronto.

El mundo se encuentra a la espera. A escasos tres meses del inicio del año 2022, el panorama de todo el globo se ve envuelto en un velo de incertidumbre y expectativas, siendo dos los protagonistas del drama real de una guerra inesperada. Rusia y Ucrania se encuentran en el centro de atención del mundo, puesto que las consecuencias, ramificaciones y resultados del conflicto en curso pueden decantar por lo desastroso y trágico. Desde la mañana del 24 de febrero del presente año, los ojos del mundo no se separan de las tierras ucranianas, los reporteros del internet haciendo noticia cada audio y video que muestra la triste realidad de la guerra.

Las consecuencias de esta acción militar por parte del gobierno del presidente ruso Vladímir Putin no se han hecho esperar, siendo muchos los países, organizaciones y empresas que han tomado acciones de sanción en respuesta. La guerra entre Ucrania y Rusia afecta el panorama mundial de formas tanto visibles como insospechadas. Bien sea el mundial de fútbol Qatar 2022 o la estabilidad de la paz a nivel mundial, veamos un poco más de cerca este conflicto y las olas que ha generado en el mundo.

¿Inicio Inesperado?

Si bien la toma de acciones militares por parte de Rusia tomó al mundo por sorpresa, no puede decirse que la decisión es sorpresiva por parte del presidente. Desde la disolución de la antigua Unión Soviética en 1991, Ucrania ganó su independencia, la cual se ha mantenido hasta el día de hoy. Siendo el segundo país europeo con mayor extensión geográfica luego de Rusia, la tensión desde la separación territorial de ambos países ha estado presente a lo largo de todo este tiempo. La pérdida de tal extensión de tierra, además de los recursos presentes en el recién independizado país, supusieron un golpe duro para la nueva Rusia post-soviética, la cual desde la disolución ha intentado por medio de distintos métodos volver a integrar el territorio a su mapa geográfico.

A lo largo de tres décadas, los intercambios entre el gobierno ruso y ucraniano solo habían quedado en palabras, creando un paralelo moderno a la llamada “Guerra Fría” entre los Estados Unidos y Rusia durante la segunda mitad del siglo XX, aunque a una escala muchísimo menor y sin conflictos aledaños. La controvertida decisión del mandatario ruso de tomar acciones militares en contra de Ucrania cayó como balde de agua fría para el resto del mundo, puesto que si bien los movimientos de tropas rusas a las fronteras ucranianas eran anuncios de algo más, no era nada que a lo largo de las últimas tres décadas no se hubiese visto.

Reacciones Globales

Como es de esperar, el mundo no hizo la vista gorda a toda la situación desencadenada y las primeras opiniones de parte de gobiernos y empresas a nivel mundial se conocieron a tan solo horas del primer golpe. No es sorpresa para nadie que uno de los primeros en rechazar la acción fuese el gobierno Estadounidense, quienes calificaron la invasión como un desmedido ataque contra la libertad y democracia de un país completamente independiente.

La respuesta del mandatario ruso ante las declaraciones americanas puso en vilo al resto del mundo, puesto que con declaraciones tranquilas, pero contundentes, advirtió que de ingresar al conflicto los Estados Unidos, la respuesta sería rápida y de proporciones nunca antes vistas. Por su parte, el gobierno ucraniano respondió a la invasión de manera rápida y efectiva, frenando el avance ruso que se pensaba podía terminar con el conflicto incluso antes de que este diese inicio total.

Los Medios

Ante la situación vivida, el gobierno ucraniano hizo uso de todos los medios para lograr una pronta evacuación y en pos de mantener la moral y proteger a su población de posibles ataques, pidió a sus habitantes no divulgar nunca su localización mediante redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea. Además de esto, el gobierno ucraniano pidió evitar las entrevistas ante ningún medio, además de prohibirlas a muchas organizaciones. Por su parte, Rusia toma acciones drásticas y bloquea redes sociales en respuesta al rechazo tanto internacional como interno de la polémica invasión a Ucrania.

La respuesta de empresas como Twitter y Microsoft ha sido el bloqueo de cuentas y software en territorio ruso, más poco puede esto hacer ante la campaña militar que se vive.

Un Futuro Incierto

La invasión a Ucrania marca un oscuro inicio para un año que se esperaba como el cambio a la continua racha de adversos efectos mundiales iniciados en 2019 con la pandemia del Covid-19. La guerra, sin importar el motivo, solo deja muerte y destrucción, nadie gana y todos pierden. La esperanza mundial es que el conflicto culmine pronto, antes de que las garras de la violencia se extienden ante el mundo nuevamente.