China está utilizando la impresión 3D para la producción de aviones de combate

China está aplicando tecnologías de impresión 3D en aeronaves a gran escala

A través de un comunicado se ha confirmado que la empresa china Shenyang Aircraft Company, mejor conocida como SAC, está haciendo uso de la impresión 3D para producir sus aviones de combate de última generación, los cuales cuentan con una maniobrabilidad increíble, así como capacidades furtivas y armas internas de gran alcance.

China ha construido con éxito el caza furtivo Shenyang FC-31, que ha completado su primer vuelo de prueba. La impresión 3D ha permitido desarrollar piezas de aviones más livianas y resistentes, así como otros componentes internos clave en el funcionamiento del avión.

SAC afirma que están aplicando tecnologías de impresión 3D en aeronaves a gran escala a nivel de ingeniería, por lo que los posiciona como líderes en el rubro. El avión FC-31 mide 17.3 metros de largo y 11.5 metros de envergadura con motores gemelos, los cuales están diseñados para enfrentarse a cualquier otro avión en el campo de batalla aéreo.

El caza furtivo también cuenta con sensores mejorados para brindar a los pilotos una mejor conciencia situacional y sistemas de guerra electrónica, los cuales se complementan con el diseño de la aeronave, con su fuselaje que incorpora alas en forma de planta trapezoidal de baja relación de aspecto.

La impresión 3D fue clave para satisfacer las necesidades del desarrollo de aviones de combate en términos de reducción de peso, extensión de vidas útil, control de costos y respuesta rápida. Las impresoras 3D permiten la fabricación de remaches y piezas integradas sin soldadura con mayor resistencia estructural.