Estos son los mitos que hay sobre Alexa de Amazon

No creas todo lo que dicen en Internet sobre Alexa

Las tecnologías emergentes a menudo se enfrentan al escepticismo, especialmente si no está claro de inmediato cómo funcionan o qué beneficio ofrece. Lo mismo ocurre con los servicios de voz como Alexa: algunos aspectos de su funcionamiento a veces todavía se malinterpretan.

Mito 1: Alexa está grabando todo lo que digo, todo el tiempo.

Realidad: De manera predeterminada, los dispositivos Echo están diseñados para grabar audio solo después de que el dispositivo detecta la palabra de activación elegida (o si se presiona el botón de acción).

Los clientes siempre sabrán cuándo Alexa está escuchando su solicitud. Los dispositivos Echo tienen un aro de luz azul que se ilumina cuando el dispositivo está escuchando y un tono de audio opcional. En la app de Alexa, aparece una barra indicadora de luz azul en la parte inferior de la pantalla del teléfono cuando Alexa está escuchando. Para mayor tranquilidad, los micrófonos se pueden apagar manualmente en todos los dispositivos Echo. Una luz roja aparecerá cuando los micrófonos se hayan desconectado y no puedan detectar audio.

Mito 2: No tengo forma de saber qué está grabando Alexa.

Realidad: Puedes revisar tu historial de voz en la app de Alexa o en línea y tienes varias opciones para administrar tus grabaciones.

Más allá de administrar tus grabaciones de voz, usa la app de Alexa para controlar cómo se usan tus datos de Alexa, administrar tus permisos de Amazon Skills y revisar el historial de dispositivos de casa inteligente (si utilizas Alexa para encender o apagar tus luces inteligentes).

Los clientes también pueden visitar el Hub de Privacidad de Alexa para obtener información útil sobre cómo hemos diseñado Alexa y nuestros dispositivos Echo teniendo en cuenta la privacidad. El hub también ofrece

Mito 3: La información que comparto con Alexa no es segura y hackers me pueden espiar u obtener acceso a mis datos a través de mi dispositivo.

Realidad: El cifrado de datos, las revisiones de seguridad rigurosas y las actualizaciones automáticas periódicas de tus dispositivos habilitados con Alexa funcionan en conjunto para ayudar a garantizar que operen de la manera más segura posible.

Mito 4: Cualquiera puede usar Drop In para espiar en mi casa.

Realidad: De forma predeterminada, Drop In está desactivado. Cuando eliges activar esta función, primero debes otorgar permisos de Drop In a tus contactos, que puedes administrar en cualquier momento.