Estos fueron algunos de los mejores teléfonos LG

LG dice adiós a la industria de los teléfonos inteligentes

LG ha anunciado oficialmente su salida del mercado de los teléfonos inteligentes, pero a pesar de ello nos ha dejado un importante legado de teléfonos inteligentes con buenas cámaras, lo que nos recuerda que la marca siempre fue muy importante para la industria, pero que flaqueo en algunas decisiones que lo llevaron a fracasar en este duro segmento.

A partir del 31 de julio de 2021, será el fin de una era para la empresa de Corea del Sur, ya que la reducción se completará. Por supuesto, seguirá vendiendo el inventario restante, incluso después de esa fecha, pero a partir de ese día no lanzará nada nuevo, más que actualizaciones de software durante los próximos 3 años en sus equipos de gama alta más recientes.

Entre los teléfonos más importantes del catálogo del fabricante sin duda está el LG GX8, su primer smartphone con dos pantallas que llegó como una alternativa a los equipos foldable y llamó la atención por su aspecto único. También está el LG G4, uno de los primeros teléfonos en ofrecer una cámara con la apertura más amplia de f/1.8, era toda una proesa en un celular del 2015. Este equipo también fue el primero en ofrecer un modo de cámara manual con controles sobre la velocidad de obturación, ISO, balance de blancos y enfoque.

LG G5 fue otro teléfono que, si bien fue un fracaso, intento ofrecer algo diferente, un móvil modular, con una batería extraíble y compartimiento que podía funcionar con accesorios compatibles, pero al final sus ventas y poca innovación en el software terminaron por sentenciarlo.

Otro de los teléfonos que marcó un antes y un después para LG fue el G7 One, un dispositivo que llegó con Android One y trató de dar una experiencia pura de Android, así como un inicio en los futuros diseños de sus teléfonos. De aquí también deriva el V40, que fue pionero en la matriz de triple cámara trasera, aunque llegó demasiado tarde con problemas en el software y un rendimiento pobre.

LG Wing fue otro de los experimentos del fabricante con un teléfono con dos pantallas cuyo panel superior podría girar para ofrecer funciones adicionales, pero que una vez más no supo despegar en el mercado y el interés de los usuarios fue nulo.

LG dice adiós a la industria de los teléfonos inteligentes. Una marca que dice adiós, y se une a otras emblemáticas que intentaron competir en un mercado muy difícil, pero que no pudo innovar y competir más allá de sus facultades, y esto le costó caro, muy caro