Intel presenta su nueva generación de procesadores Tiger Lake-H

Más de 80 Workstation de este año contarán con el nuevo Tiger Lake-H de Intel

Intel quiere rivalizar a toda costa con el Ryzen 5000, por lo que ha presentado su solución para tratar de contrarrestar en el mercado a los procesadores de última generación de AMD. Por esa razón, ha anunciado la 11a generación de sus procesadores, tanto de consumo como comerciales de la serie Core H, mejor conocida como Tiger Lake-H.

La nueva familia de procesadores incluyen tres chips de ocho núcleos y dos chips de seis núcleos. Son de 35W, salvo el modelo insignia Core i9-11980HK, que tiene una velocidad de 65W. Se ha confirmado que los nuevos chips Intel estarán presentes en más de 30 ultra portátiles y en más de 80 Workstation este año.

La compañía afirma que sus nuevos procesadores proporcionan mejoras de rendimiento significativas con respecto a sus predecesores de la serie Comet Lake de décima generación. Proporcionarán un 19 por ciento de mejora del rendimiento multiproceso gen-a-gen.

El Core i9-11980HK ofrecerá velocidades de cuadro significativamente mejores que su predecesor Comet Lake en juegos como Hitman 3, Far Cry New Dawn y Tom Clancy ‘s Rainbow Six Siege. Todo esto será gracias a que los chips admitirán hasta 44 carriles PCIe de plataforma, Thunderbolt 4 con un ancho de banda de hasta 40 Gbps, Intel Killer Wifi 6E, Optane H20, overclocking con Speed Optimizer de Intel, 20 carriles PCIe Gen 4 con RAID 0 de arranque RST y turbo boost de hasta 5.0 GHz con la tecnología Turbo Boost Max de Intel 3.0.

Intel dice que los chips comerciales serán compatibles con la plataforma vPro de Intel, que incluye una serie de funciones de seguridad y herramientas de gestión específicas de la empresa, incluido el Hardware Shield.

El procesador Core i9-11950H será hasta un 29 por ciento más rápido que su predecesor en el desarrollo de productos, un 12 por ciento más rápido en el trabajo de servicios financieros y un 29 por ciento más rápido en medios y entretenimiento. Esta es la respuesta de Intel para competir con AMD y su Ryzen 5000, así como también para rivalizar con el M1 de Apple.

Con información de The Verge