Qatar 2022: la FIFA utilizará nuevas cámaras y sensores para determinar el fuera de juego

Las cámaras están montadas bajo el techo de los estadios

La Copa del Mundo de fútbol que se realizará en Qatar a finales de este 2022 contará con una nueva y avanzada tecnología que la FIFA utilizará para determinar el fuera de juego, el cual es uno de los más polémicos en este deporte.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado utilizará un software de seguimiento para determinar el fuera de juego en el mundial de fútbol. Este programa utiliza 12 cámaras de seguimiento en estadios y 29 puntos de datos para jugadores. Además, hay un sensor en el balón para determinar su ubicación.

Las cámaras están montadas bajo el techo de los estadios y rastrean el balón y los 29 puntos de datos de cada jugador 50 veces por segundo. Esos 29 puntos de datos incluyen todas las extremidades y extremos “relevantes para determinar el fuera de juego”.

En la pelota también hay una unidad de medida inercial. Esto envía datos a la sala de video 500 veces por segundo, para determinar el momento en que se patea la pelota. FIFA combina todos estos datos con la inteligencia artificial y, por lo tanto, puede enviar una alerta de fuera de juego al VAR tan pronto como el sistema detecte un fuera de juego.

Tan pronto como el árbitro y la sala de video confirman que hubo un fuera de juego, el software procesa toda la información en una animación 3D que se muestra en las pantallas del estadio. Esas imágenes también se pueden mostrar a los televidentes, para que la mayor cantidad de personas posible pueda ver por qué hubo fuera de juego.

Según la FIFA, la tecnología es lo suficientemente confiable como para poder usarla en la Copa del Mundo en Qatar, a partir de noviembre.