Los nuevos influencers en las redes sociales son virtuales

No se quejan y siempre disponibles a diferencia de los influencers humanos

Hace unos días comentábamos acerca de la propuesta ecológica de MAR.IA, la primera avatar mexicana que estrenaba reto y los videos de la influencer Miquela. No es raro que aún no siendo personas las empresas las contacten para lanzar campañas de publicidad.

Y es que no hay nada mejor que una marca tenga un representante que haga todo cuándo y cómo lo desea, siguiendo a una persona que por su simpatía, actividades, looks o el medio donde se mueve, atrae a millones de personas en varios casos y ni siquiera es necesario que un influencer sea humano.

Tiemblen Youtubers, TikTokers e Instagramers porque los avatares les podrán quitar esos jugosos contratos para anunciar comida, ropa, perfumes, maquillaje, autos y todo lo que se les ocurra.

La Inteligencia Artificial es el nuevo arma de la mercadotecnia, en donde se puede crear un persona a partir de cero o basado en uno ya conocido, creandole gustos, contextos, personalidades, paisajes con ayida de los artistas digitales para aparentar “una vida” y que en muchos casos, pueden llegar a confundir a una persona y engañarla pareciendo 100% real, aunque hay que reconocer que no tienen el nivel de interacción en frecuencia y contacto con las personas. Todo es artificial y creado con un propósito.

Una de las mas famosos es Lil Miquela que viene acompañada de sus amigos. Es famosa por sus videos esta jovencita de 19 años. En realidad es una creación de la empresa Brud, que desde 2016 aprovechó el lanzamiento de Instagram, logrando que las generaciones actuales la reconozcan, por lo cual suma casi dos millones de seguidores  aparece hasta en revistas, en donde porta marcas de lujo. De no ser porque se dijo que ella no era una persona de carne y hueso, muchos de sus seguidores no lo sabían, a pesar de que es fácil detectar que no es humana.

A ella la acompañan amigos virtuales como Blawko, su contraparte, mostrando un estilo deportivo y masculino aunque detrás de una máscara y hasta tiene una novia, Bermuda.

El Coronal Sanders renovado y rejuvenecido

Muchos hemos crecido con la imagen bonachona del Coronel Sanders de KFC, pero en el mundo virtual, con tal de renovarlo, la marca lanzó una versión moderna de este personaje, con un cuerpo joven y rostro atractivo, llevando sus contenidos a más de un millón de seguidores.

Es un joven millonario, que representa el sueño americano, al poseer una franquicia en donde es dueño y muestra su vida desde la sede, ubicada en  Louisville. Es promotor no solo de su marca, sino también de  Dr. Pepper, Old Spice y TurboTax.

Estas acciones han hecho que empresas como Balmain, la marca de lujo, lanzará hace dos años una campaña en donde los protagonistas fueron modelos digitales, entre esos estaba la supermodelo digital Shudu Gram, que es una creación del fotógrafo de moda británico Cameron-James Wilson, posee más de 200,000 seguidores en Instagram a pesar de que no  habla comparte sus ideales de empoderamiento y diversidad en la industria de la moda.

Por supuesto, a medida que las marcas notan que tenerlos como partners trae beneficios como control de tiempo, disponibilidad 24/7, ausencia de problemas de traslados, enfermedades, personalidad, errores  ni exigencias. Creer que lo que muestren o escriban cuando no pueden experimentar los productos o servicios que promocionan,  a diferencia de las personas, es una de sus desventajas, aunque no deja de ser novedoso.

Es evidente que para algunos temas pueden ser mejor su uso que el de una persona pero una recomendación,por decir de un platillo, por alguien que no lo puede comer o un perfume por un influencer virtual no es igual de efectivo que por un modelo real o un artista, si bien ellos con esta pandemia no pueden viajar a realizar promociones y un influencer virtual puede estar en cualquier parte del mundo.

A medida que pase el tiempo será más frecuente su aparición en todas las redes sociales, aunque faltará ver si no serán una moda pasajera o si al final lograrán convivir con “los humanos” sin problemas. Después de todo, algunos artistas ya tienen su versión virtual en redes y hasta conciertos han dado por medio de su avatar.

Con información de Entrepreneur