Empleados demandan a Amazon por ponerlos en riesgo de contraer COVID-19

La empresa  no comenta al respecto a pesar de las pruebas en su contra

Desde los inicios de la epidemia por COVID-19 en los almacenes de Amazon, los usuarios pedían que se tomen medidas preventivas, al trabajar en estrecho contacto, dados los límites físicos, a lo cual la empresa hizo caso omiso. Es por eso que ahora tres empleados que enfermaron los han demandado en Estados Unidos.

Después de acusaciones y hasta muertes en diversas localidades en donde se ubican los almacenes de la empresa, sobre todo en Nueva York, finalmente se ha realizado una demanda por tres colaboradores que se enfermaron, alegando el riesgo innecesario a los que fueron expuestos directamente junto con sus familias, por parte de los dirigentes.

Barbara Chandler, empleada del almacén ubicado en Staten Island, dijo que en marzo enfermó, contagiada por medio de su compañero de cuarto, que era su primo, el cual murió debido al virus.

Amazon es acusado de haber obligado a los empleados a laborar de forma explícita o implícita, en un ambiente en donde no podían lavar de forma adecuada sus manos o sanitizar sus estaciones de trabajo. No solo esto, sino que por medio de comunicados y medidas disciplinarias, evitó que se realice el distanciamiento social y otras medidas de seguridad para mantener sus niveles de producción y hacer frente a la demanda de los consumidores, sin importar la integridad de los trabajadores.

No hay dudas de que la demanda refleja el sentir de los mismos, ante las laxas medidas empleadas y un total desinterés por el bienestar de los mismos y solo importándole a la empresa el aspecto económico (por eso Jeff Bezos es uno de los hombres más ricos). De hecho se declara en la misma que no se investigó la cadena de contagios para evitar la propagación y detectar a los enfermos. En vez de esto implementó medidas contra ellos (como despidos a organizadores de protestas e incluso a personal directivos que buscaba mejorar la situación de seguridad), cuando se dió a conocer la falta de medidas de seguridad. En este caso se pidió a la trabajadora que no dijera nada por parte de sus supervisores, al resultar positiva al covid-19.

Lo interesante de esta demanda, es que no se busca obtener una recompensa económica por daños ante enfermedad o muerte, lo que quiere es que sea emitida una orden judicial formal para obligar a Amazon a adherirse a la guía de salud pública.

Al respecto, el vocero de Amazon solo declaró que tristemente el trágico impacto del covid-19 ha afectado a la comunidad a nivel mundial, incluyendo a miembros del equipo de Amazon, así como a sus amigos y familias, por lo que la empresa reitera sus esfuerzos en pagos a los empleados, beneficios y protecciones laborales…omitiendo la parte de la demanda.

Precisamente por ser la empresa de tipo esencial, es que debió proveer a los trabajadores de los medios para evitar problemas. En su lugar contrató a más personas sin medidas de protección, aumentando los contagios. Cabe aclarar que esto no aplicó en los empleados asalariados corporativos, quienes desde casa han estado trabajando.

Una muy mala politica de ocultar a los enfermos para prevenir los contagios desde hace meses se ha dado a conocer, sin ni siquiera sanitizar de forma apropiada los espacios para evitar que se detengan las operaciones comerciales, ante la avaricia corporativa, oculta datos oficiales del número de contagiados y muertos por covid-19, aunque se sabe de al menos ocho fallecidos…solo en Estados Unidos.

A nivel internacional en Francia la corte cerró los almacenes por semanas después que el sindicato de trabajadores se quejó de que no se les otorgó protección en el trabajo, abriendo bajo promesa de que se les otorgaría, lo que hace pensar que estas carencias en la seguridad en un fenómeno mundial…aunque de forma callada, ya que por ahora, en México no se conoce que ocurra lo mismo.

Con información de Bloomberg y The Verge