Odyssey Ark es el nuevo y gigantesco monitor curvo 1000R de Samsung

Incluye Sound Dome para sonido de 360 grados.

Samsung presentó un nuevo monitor gaming cuyo tamaño es muy inusual en el segmento. Se trata del Odyssey Ark de 55 pulgadas que viene a ser una opción más interesante que los monitores curvos tradicionales.

Con este monitor los usuarios pueden producir múltiples monitores virtuales para tareas de productividad hasta servir como única pantalla de inmersión masiva para juegos. La pantalla promete llenar todo el campo de visión del espectador, esto es posible gracias al Modo Cabina, una característica del soporte de altura ajustable que permite girar el monitor tanto horizontalmente como verticalmente para adaptarse mejor a los juegos.

Incluye Sound Dome, que no es más que la inclusión de cuatro altavoces de rango medio ubicados en cada esquina para crear la sensación de sonido de 360 grados. Es compatible con AI Sound Booster, Dolby Atmos e incorpora dos woofers centrales para graves de hasta 45 Hz.

Odyssey Ark tiene AMD FreeSync Premium Pro, así como frecuencia de actualización de 165 Hz para proporcionar imágenes más fluidas en juegos FPS. Samsung Hub viene integrado por defecto, por lo que se ofrece acceso a juegos en la nube sin consola como Xbox xCloud, NVIDIA GeForce NOW, Google Stadia o Amazon Luna, pero también se puede acceder a los diferentes servicios de streaming, como Netflix, Prime Video, etc.

  • Tamaño de pantalla: 55”
  • Tecnología del panel: Quantum Mini LED con atenuación local
  • Curvatura: 1000R
  • Relación de aspecto: 16:9
  • Compatibilidad con HDR: Sí (HDR2000)
  • Relación de contraste: 1,000,000:1
  • Resolución: 3840 x 2160 píxeles
  • Tiempo de respuesta: 1 ms (GTG)
  • Tasa de refresco: 165 Hz
  • Otros: AMD FreeSync Premium Pro

El nuevo monitor Samsung Odyssey Ark ya está disponible para reservar en su tienda en línea a un precio de 3,500 dólares. Si haces el pedido anticipado se te descontarán 100 dólares.